Corporación Otraparte

Ventanas en la Casa Museo Otraparte

Casa Museo Otraparte
Fotografía por John Bothía

Recuerdo un gesto de amistad y de delicadeza para conmigo. Me había prometido asistir a mi primera misa, después de mi ordenación sacerdotal en Bogotá, pero como el médico no le permitió viajar, porque se encontraba un poco enfermo, me escribió para comunicármelo así y para pedirme que al viajar yo a Medellín no fuera a avisarle a mis amigos, sino que lo hiciera a él solamente, para tener el agrado de ser quien me recibiera. Me llevaron a Otraparte donde con su familia me llenaron de atenciones. Era la primera vez que yo visitaba su casa, después volví muchas veces a la hermosa residencia. Al salir aquel día, me dijo: “Yo creo, Padre, que a usted le agradaría más que mi regalo en este día sea para su madre”, y me entregó un sencillo presente para ella, conmoviéndome mucho con ese gesto tan suyo de delicadeza.

Antonio Restrepo S.J.

* * *

Casa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo OtraparteCasa Museo Otraparte«Martina», la ceiba de Otraparte / Fotografía por Lina Restrepo

Corporación Otraparte
© 2002
^