Corporación Otraparte

Presentación

Álulas

Agosto 28 de 2014

“Álulas” de María Tabares

* * *

María Tabares (pseudónimo permanente) nació en 1958 en Bogotá, Colombia. Es poeta, narradora y miembro fundador del colectivo poético internacional “Las poetas del megáfono” (México) y de la “Comunidad del megáfono” (Colombia). Es egresada de la Escuela de Escritores SOGEM de México y ha formado parte de talleres de poesía, narrativa, dramaturgia y guión en Colombia, España y México. Sus relatos “La niña” y “Cuento de Navidad” fueron finalistas en los concursos Las 500 de la revista El Malpensante (Colombia, 2004) y Ficticia 2005 (México), respectivamente. Así mismo, el cuento “Cinco minutos” ocupó el tercer lugar en el Concurso Nacional de Cuento de la Fundación La Cueva (Barranquilla, 2012), su libro de poemas “Y cae y suena y nos invade” ocupó el segundo lugar en el concurso del Museo Rayo y Ediciones Embalaje (2010), y al año siguiente las mismas entidades le otorgaron el Gran Premio Nacional de Poesía por su obra “La luz, poemas de sombra”.

Su novela “Dibujo en los párpados” fue finalista en el Concurso Internacional de Novela Corta Mario Vargas Llosa (Perú, 2012), y en 2013 “Los sombra” recibió la Mención de Honor en el Premio de Poesía Ciudad de Bogotá. Ha publicado los libros de poesía “Las poetas del megáfono” (antología poética) (Editorial Raíz y Tumba, México, 2008), “Constelación - Las poetas del megáfono” (antología poética) (Editorial La Cartonera, México, 2011), “La luz, poemas de sombra” (Ediciones Embalaje del Museo Rayo, Colombia, 2010), “Y cae y suena y nos invade” (Colombia, 2011), “La tortuga feliz” (poesía infantil) (Editorial La Diéresis, México, 2012) y “Álulas” (El Ángel Editorial, Ecuador, 2014). En narrativa cuenta con las siguientes publicaciones: “La inmensa minoría” (compilación cuento) (México, 2007), “Cuentos del Taller Instantáneo” (Editorial El Zócalo, México, 2007) y “La música de los ángeles y otros cuentos” (Ediciones La Cueva, Colombia, 2012).

Maria-tabares.blogspot.com

Presentación de la autora
por María Clemencia Sánchez

* * *

elÁngel Editor

* * *

De la poética de María Tabares recibimos noticias hace apenas muy poco. Su nombre nos resultaba nuevo y casi desconocido en el panorama nacional. Su obra breve apenas se abría paso en el corpus de nombres de mujeres poetas y sus poemas, sin embargo, parecían haber estado desde siempre entre nosotros. Lo digo desde mi experiencia cuando al leer su opera prima titulada Y cae y suena y nos invade tuve la sensación de leer poemas de una levedad única como si al intentar palpar su tema, su materialidad, una impalpable belleza se posara en mis manos.

[…]

Recibo con alegría este libro y lo celebro porque nos devuelve la fe en las aves, en el cielo, en las nubes. Porque nos hace mirar de nuevo al aire para pensar en otra forma de existencia. Porque nos hace nombrar de nuevo al ángel, y sentir que no es lo tangible lo que sostiene nuestros días, sino una ausencia inefable, una tristeza sin nombre, un deseo de tener las palabras para nombrar lo más puro, lo más bello e inalcanzable.

María Clemencia Sánchez

* * *

María Tabares

María Tabares

* * *

Poemas de María Tabares

De repente caminar es caer.
Caer como volar sin asidero
lo subterráneo.
Caer como suspensión
aquietamiento de los latidos.

De repente caminar
caer
amar
es un castigo.

* * *

¿A dónde van los pájaros muertos?

¿A dónde, los que no mueren por el atropello de un coche
o en el campo por la bala de un niño o de un hombre?

¿A dónde van cuando fallecen de enfermos o de viejos?

¿Por qué no caen como frutos de los árboles?
¿Como piedras?

¿Por qué no se ven sus cadáveres por los suelos de los bosques,
las calles, las aceras, el césped de todos los jardines?

Quién los entierra, antes que puedan los niños
y los poetas verlos deshacerse a la intemperie,
callados, quietos.

* * *

Usurpando el aire de los cóndores
pretendiendo su mismo vuelo
Manizales expande sus alas de asfalto
habita las cumbres
se funde con el cielo.

Caminarla
es seguir la inexistencia de la niebla,
recorrer su filo de cuchillo.

Descubrir que el horizonte
a pocos metros da vuelta
a la esquina, asciende
o se desploma.

Ayer llovió a cántaros. Hoy no llueve.

Sin embargo, las nubes, su mirada rapaz,
otra vez,
aquí no más,
acechan.

Fuente:

Tabares, María. Álulas. El Ángel Editorial, Quito, 2014.

Corporación Otraparte
© 2002
^