Corporación Otraparte

Presentación

Antología Relata 2012

Cuento, poesía y teatro

Marzo 7 de 2013

Antología RELATA 2012 - Cuento, poesía y teatro

* * *

La “Antología Relata 2012” reúne los mejores textos de autores vinculados a la Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa, promovida por el Ministerio de Cultura. En esta edición se publican 33 cuentos, 6 poemas y 2 obras de teatro. Los 41 autores trabajaron en la edición final de sus textos bajo la coordinación de Miguel Ángel Manrique, quien además escribió la presentación de este libro que recoge la singularidad de diversas voces y regiones de Colombia.

* * *

Sílaba Editores

Relata - Red de Escritura Creativa

* * *

Con la participación de estudiantes
y los directores de talleres:

César Herrera
(Mascaluna
Casa Museo Otraparte)

Édgar Trejos
(Pluma Encendida)

Jairo Morales
(Biblioteca Pública Piloto)

Luis Fernando Macías
(Universidad de Antioquia)

Nelson Augusto Rivera
(Tríade Poliartístico)

* * *

“Escribir literatura es como fabricar sueños: se trata de un oficio inacabado que duramos aprendiendo y perfeccionando a lo largo de la vida. Hay que aclarar, además, que un escritor es alguien que tiene por oficio soñar. La escritura viene inmediatamente después”.

“Por lo general, un taller es un lugar de aprendizaje en donde las personas se congregan alrededor de un maestro que les transfiere los saberes que domina (ya sean de cerámica, encuadernación o escritura). Quien orienta un taller conoce la historia de su oficio, las técnicas, las herramientas, los errores y los secretos que enseña a sus aprendices. En un taller de escritura creativa los materiales de trabajo son el lenguaje y las formas literarias que este adquiere.

En el capítulo II del libro Para ser novelista, ‘Los estudios y la formación del escritor’, John Gardner sugiere varias cosas importantes que se dan en un taller de escritura creativa: tienen la virtud de congregar a las personas interesadas en la escritura creativa y permiten compartir la emoción de las personas que comienzan a escribir. Se reciben tanto elogios como críticas. En ellos, las personas que escriben no solo dejan de creerse anormales, sino que se sienten virtuosas y privilegiadas. Casi todos los grandes escritores han estado relacionados con alguna dinastía literaria. Así que en un taller, las personas que asisten crean una comunidad de lectores. Los asistentes se benefician de los estudiantes más brillantes, de los cuales se aprende. Una singularidad del taller es que no hay teorías en las que basar la enseñanza práctica. Quizá el gran peligro del que debe guardarse quien asiste a un buen taller de escritura creativa es la posibilidad de que los conocimientos teóricos y técnicos que se adquieran le resten personalidad y predisposición a arriesgarse. Un taller de escritura creativa debe tener criterios de calidad literaria y establecer un diálogo crítico entre sus integrantes”.

Miguel Ángel Manrique

* * *

Relata 2012

Grupos étnicos Relata

* * *

La Red paso a paso

La Dirección de Artes del Ministerio de Cultura, a través de Relata, apoya talleres de escritura creativa que se realizan en ciudades capitales y municipios de Colombia. El objetivo de este programa es diseñar e implementar estrategias para estimular la lectura critica y mejorar la calidad de la producción literaria en las diversas regiones del país, impulsando además la integración, circulación y divulgación de nuevos autores. En 2012 la Red tuvo 58 talleres vinculados, que funcionan en 41 municipios de 27 departamentos.

1998 - Un censo del Ministerio de Cultura identifica 200 talleres de escritura creativa en Colombia.

1999 - Se diseñan los primeros lineamientos del programa.

2002 - Una comisión de expertos formaliza y da inicio a la Red Nacional de Talleres de Creación Literaria.

2004 - La Dirección de Artes del Ministerio de Cultura la incluye como uno de los programas integrales del Plan Nacional para las Artes.

2006 - Relata comienza a funcionar con 18 talleres regionales convocados y seleccionados a partir del censo de 1998.

2007 - El Banco de la República cofinancia los talleres que se desarrollan en sus sedes. La Red acoge el programa Libertad Bajo Palabra, que apoya talleres de escritura en centros penitenciarios.

2008 - A través de una convocatoria se amplía la Red a 28 talleres.

2010 - Son seleccionados 16 nuevos talleres, para un total de 44 vinculados.

2011 - Por consenso con integrantes, se cambia el nombre de Renata a Relata. Se abre una nueva convocatoria para la ampliación de la Red.

2012 - Hay 58 talleres vinculados a Relata en 27 departamentos, además de los 16 del programa Libertad Bajo Palabra.

* * *

Relata 2012

El 27 de agosto de 2012, en la Biblioteca de la cárcel El Buen Pastor, se presentaron los poemas y relatos escritos por las reclusas participantes en los talleres de Libertad bajo palabra.

* * *

La muela

Por Eugenio Gómez Borrero

(Sala de espera de una vieja dentistería de pueblo a medio día. Un niño de unos 12 años entra corriendo con una cauchera en la mano. Con sigilo mira por las rendijas del consultorio, se retira y va hacia la ventana. Divisa algo a lo lejos, fija la mirada, tensa la cauchera y apunta; sigue el objetivo en la distancia cual si fuera un francotirador. De pronto, se detiene. Observa de nuevo por la rendija, guarda la cauchera y se ubica en el centro de la sala. Desde el umbral de la puerta se proyecta la imponente sombra de un hombre con sombrero).

Niño: ¡Papá!

Voz dentista: ¡Qué!

Niño: Dice el alcalde que si le sacas una muela.

Voz dentista: Dile que no estoy aquí.

Niño: Dice que sí estás porque te está oyendo.

Voz dentista: Mejor.

(El alcalde entra, viste traje militar, sus insignias revelan el cargo de teniente y sus ojos vidriosos evidencian la angustia de varias noches de insomnio. Un lado de su rostro está perfectamente afeitado, mientras que el otro, con barba de cinco días, se ve monstruosamente hinchado. El hombre, indiferente a la presencia del niño, desenfunda su arma, le monta el proveedor y avanza hasta la puerta del consultorio).

Niño: ¡Papá!

Voz dentista: ¡Qué!

Niño: Dice que si no le sacas la muela te pega un tiro.

Voz dentista: Bueno, dile que venga a pegármelo.

(El alcalde cierra los ojos, se lleva la mano al cachete inflamado y suspira. El sonido de la fresa lo hace sudar frío. Mira al piso un rato, toma aire profundamente, relaja su cuerpo y enfunda con resignación su pistola. Se quita el sombrero, gira lentamente la manija de la puerta y entra al consultorio).

Niño: ¡Sí, sí, voy a ganar, voy a ganar! Aposté con Rodrigo una bolsa de bolas blancas a que el alcalde de hoy no pasaba. Primero apostamos el recreo de toda la semana, pero después me arrepentí, bueno, nos arrepentimos los dos al mismo tiempo. Si mi papá mata al alcalde hoy, Rodrigo me tiene que dar 67 bolas chinas de las nuevas (Al público). Todos saben que fue el alcalde, todo el pueblo sabe que siempre es el alcalde... pero nadie dice nada, nadie hace nada. Tanto es el miedo que le tienen a mi teniente, que ninguno fue al entierro del profesor González. Hasta los malos estudiantes lo querían, pero tanto era el temor a que los mataran por sospecha, que no fueron. Los únicos que acompañaron el cadáver del profe fueron esos malditos gallinazos (Tensa la cauchera y lanza un par de piedras). Siempre están donde está el alcalde, para donde va el teniente van los gallinazos. Mírenlos como están de gordos y negros, el alcalde nunca los deja pasar hambre (Dispara su cauchera). ¡Te salvaste maldito! Pero se le acabó la fiesta al teniente. Si al barbero le dio miedo pelarlo ese día, a mi papá no, hoy mismo se lo echa a la muela. Espere y verá, mi papá se demora un poquito para mostrar los colmillos, pero cuando muerde ¡ay dios mío! no hay quién lo pare (Mirando por la rendija). Vamos papi, vamos, no me vaya a fallar, no se vaya a dejar convencer de esos ojitos de perro estreñido (Suena la fresa de nuevo). Vamos papi, gana usted, gana el pueblo y yo gano 67 bolas chinas.

Voz dentista: Siéntese.

Niño: En la gaveta está el revólver, apenas se siente, ¡PUM! De un solo tiro. Vamos papá, aproveche ahora que está sentado. De una, papi, no lo piense tanto, pégueselo ahora que cerró los ojos (Pausa). ¿Pero qué está haciendo mi papá? ¿Le está revisando la muela? ¡Ay mi papá es una güeva! ¿Se va dejar conmover? No lo mire, no lo mire, papi no lo mire... Él no es un hombre papá, el teniente es una caries.

Voz dentista: ¿Quién me va a pagar esta cuenta, usted o los...?

Voz Alcalde: Es lo mismo.

(Pausa)

Voz dentista: Tiene que ser sin anestesia.

Voz Alcalde: ¿Por qué?

Voz dentista: Porque tiene un absceso.

Voz Alcalde: Está bien.

Niño: ¡No le digo, en vez de matarlo ahora lo va a ayudar! Papá, ese mismo hombre mató al abuelo, a mi tío, al profesor González, a la vaca de doña Ruby y hasta estranguló el perro de Rodrigo... dispárele papá, dispárele (Pausa). A no ser que... claro, ya entiendo. Un disparo es muy ruidoso ¡Por eso no va a usar anestesia! Claro, va a hacer sufrir al teniente igual que él nos hizo sufrir a nosotros. Mi papá, aunque no tiene título profesional de dentista, es muy inteligente. ¡Buenísimo, primero lo tortura y luego lo estrangula! (El niño emocionado vuelve apegarse a la rendija). Genial, mi papá es todo un varón.

(Pausa)

Voz dentista: Aquí nos paga veinte muertos, teniente.

Niño: ¡Bien papá, eso es! Tortúrelo como torturó al abuelito Arturo; eso es papi, pártale la mandíbula, muévasela duro; eso es, de izquierda a derecha, de un lado para el otro; que le crujan los huesos de la cara, que su lengua grite por todos los que calló, que se le derrita la columna de dolor, que se ahogue en la sangre de sus propias encías, que cada gemido reviva un ¡no por favor no! Eso, papi, pártale la mandíbula, muévasela duro, tan duro, que le crujan los huesos, que se le hielen los riñones, que sude frío como un muerto, que apriete el culo, que arañe la silla como los que arañaron la tierra mientras suplicaban por sus vidas, que sufra como mi tío cuando le sacaron los ojos por ver lo que nadie quería ver.

(Pausa)

Voz dentista: Séquese las lágrimas.

Niño: Huele inmundo... como si al sacarle la muela hubieran destapado una letrina (Pausa). ¡Bien, papá! eso es, ahora sí mátelo, clávele esa pinza en un ojo o ahórquelo, pero mátelo... o hágale tragar la muela y que todo parezca un accidente, mejor todavía (Pausa). ¿Y ahora qué? ¿Por qué lo está dejando parar? ¿A dónde va? ¿A mi papá qué le pasa? ¿Mi papá se acobardó? ¡No! A mi papá le pasó lo mismo que al barbero... ¡Maldita sea, perdí la apuesta de las bolas! (El alcalde sale del consultorio, se ve tranquilo. En la mano lleva un pañuelo blanco ensangrentado con la muela recién extraída. Al ver que el niño le apunta con su cauchera, se detiene en seco y desenfunda su arma. Duelo de miradas).

Voz Alcalde: Su amiguito Rodrigo me dijo que tu papá me iba a matar (Escupe sangre). Aquí estoy (Pausa). Pero matar no es fácil. Se lo digo yo (Le muestra la muela). Lo único que me ha hecho llorar en la vida y mire, su papá ya la mató por mi (Tira la muela al piso). Entiérrela... es mejor no dejar testigos.

(El duelo estalla. El niño falla su disparo de cauchera pero el teniente en un acto reflejo le descarga en ráfaga el proveedor completo. El padre sale, y al ver el cadáver queda petrificado. El alcalde, como si nada, se dirige a la salida. De pronto, se detiene. Se devuelve, le quita la cauchera de la mano al muerto, recoge la muela y sale. Desde la puerta se proyecta, como al inicio, la imponente sombra del alcalde, esta vez, apuntando con la cauchera).

Voz Alcalde: Me pasa la cuenta.

Voz dentista: (Vacío) Un día de estos teniente... Un día de estos. En fin...

Fuente:

Antología Relata 2012 - Cuento, poesía y teatro. Sílaba Editores / Ministerio de Cultura (Leer es mi cuento - Plan Nacional de Lectura y Escritura) ), Medellín, 2012.

* * *

Relata 2012

Taller de Luis Fernando Macías
Universidad de Antioquia

* * *

Relata 2012

Taller “Pluma encendida”
Casa de la Cultura de Envigado

* * *

Relata 2012

Encuentro Nacional Relata 2012 - Con asistencia de 49 directores de talleres, provenientes de 29 departamentos de Colombia, y una decena de escritores asociados a la Red de Escritura Creativa, se realizó el Encuentro Nacional promovido por el Ministerio de Cultura.

Corporación Otraparte
© 2002
^