Corporación Otraparte

Presentación

Cancionero antioqueño

Primera revista de
Miguel Ángel Osorio B.
(Porfirio Barba-Jacob)

—Mayo 5 de 2016—

“Cancionero antioqueño” de Miguel Ángel Osorio Benítez (Porfirio Barba-Jacob)

* * *

Juan José Escobar López (Medellín) es editor, poeta y crítico literario. Miembro fundador del grupo “Poetas fallidos”. Adelantó el pregrado de Estudios literarios en la Universidad Pontificia Bolivariana y trabaja como editor independiente, rescatando del olvido antiguas revistas y autores colombianos.

Conversación del editor con
Carlos Builes Tobón y Anderson Ruiz

Escuchar grabación del evento

* * *

Juan José Escobar López

Juan José Escobar López

* * *

Fallidos Editores es una nueva propuesta editorial que surge con el fin de rescatar libros, revistas y textos dispersos de autores colombianos, olvidados en anaqueles de bibliotecas y archivos varios. Muchos de sus autores aún no tienen obras reunidas, y sus versos y ensayos están por ser recopilados en los periódicos de los siglos XIX y XX. Por esta razón nos hemos propuesto publicar antologías que visibilicen cómo fue el proceso del desarrollo de una literatura regional tan prominente como la antioqueña.

Recobraremos, junto a la Corporación Otraparte, la Obra dispersa de Gonzalo Arango en dos volúmenes, y en curso están además los siguientes proyectos: Poesía completa de Jorge Isaacs, Obra de juventud de Baldomero Sanín Cano, Obra poética completa de Abel Farina (el poeta maldito de Colombia), Artículos de Saturnino Restrepo, Obra literaria de Miguel Escobar Calle (el editor antioqueño más importante del siglo XX) y las ediciones de las revistas Gris y La Gruta.

Cancionero Antioqueño es la primera edición en libro de la revista que creó Miguel Ángel Osorio Benítez (conocido como Porfirio Barba-Jacob años después) en 1904 en Bogotá.

Apenas se conserva una colección de esta revista en Colombia, y en ella encontramos poesía, cuento y ensayo de autores como Epifanio Mejía, Samuel Velásquez, Julio Flórez, Alfonso Castro, Max Grillo, Alfonso Villegas Arango, Julio Vives Guerra, Manuel Pombo, Emilio Robledo y Abel Marín, entre otros.

Se rescatan aquí textos juveniles de Porfirio Barba-Jacob que no están incluidos en sus antologías más destacadas, con lo cual se hace un importante aporte a la cultura literaria del país.

Esta edición crítica cuenta con notas que explican quiénes fueron los colaboradores, si sus escritos ya habían sido publicados o eran inéditos, cuáles fueron las revistas que se citan y cuáles las relaciones de intercambio y amistad que se cruzan en los textos críticos del director. En el texto introductorio se destaca el valor de la revista en la producción literaria nacional de la primera década del siglo XX.

Juan José Escobar López

* * *

“Cancionero antioqueño” de Miguel Ángel Osorio Benítez (Porfirio Barba-Jacob)

* * *

Portada

Presentamos al público el primer número de esta Revista —vencidas al fin las múltiples dificultades con que tropezamos para su fundación—, en la esperanza de que será bien recibida.

El objeto que nos proponemos es muy sencillo, y vamos a manifestarlo enseguida: queremos fundar una publicación seria, con el fin de dar a conocer más generalmente las producciones del talento y las obras del trabajo en Antioquia, las verdaderas costumbres de este pueblo y el grado de progreso a que él ha llegado. Queremos facilitar, siquiera en parte, el comercio literario, tan difícil entre nosotros, y contribuir de esta manera, hasta donde nos lo permitan nuestras fuerzas, al brillo de las letras colombianas. Queremos ofrecer a la respetable colonia antioqueña residente en esta capital una Revista amena, que acerque a los ausentes, siquiera en alas del pensamiento y del recuerdo evocado por los escritores, a esa noble tierra, tan gloriosa y estimada. Queremos, en fin, ofrecer a todos nuestros lectores una Revista de carácter antioqueño, exenta, sin embargo, de las ridículas exageraciones del regionalismo, y, por lo tanto, agradable y simpática para todos.

¿Verdad que es muy sencillo este programa?

Sí; y para realizarlo, basta con que nuestros hermanos de allende el Ruiz quieran —lo querrán seguramente— favorecernos con su colaboración; otro tanto pedimos a los escritores antioqueños residentes en esta ciudad: así, con el concurso de todos, podremos realizar nuestros propósitos.

Además, como no somos exclusivistas, ni queremos serlo, advertimos que insertaremos en las páginas de nuestra Revista —para mayor solaz de los lectores— muchas buenas producciones de literatos no antioqueños —así sean nacionales como extranjeros—, y desde luego suplicamos a los valientes escritores que son honra de las letras colombianas —Julio Flórez, Diego Uribe, Guillermo Valencia, y toda esa pléyade de poetas y prosistas que diariamente nos encantan con sus producciones— una limosna de su inspiración, traducida en sonoras estrofas o deliciosos cuentecillos, que insertamos complacidos.

Saludamos a toda la prensa del país, y esperamos nos recibirá con indulgencia.

Y, para terminar, diremos que si el público acoge nuestra Revista con simpatía, tendrá ella larga vida, pues contamos, por nuestra parte, con las más buenas intenciones de no ahorrar medios para hacerla interesante y amena.

M. A. O.

Fuente:

Cancionero antioqueño. Fallidos Editores, Medellín, abril de 2016, p.p.: 23-24.

* * *

Apoyan:

Confiar Cooperativa Financiera / Fundación Confiar

Corporación Otraparte

Corporación Otraparte
© 2002
^