Corporación Otraparte

Conversación

Charla alrededor
de la crónica
El día que fui con
Escobar a La Catedral
de Luis Alirio Calle

Noviembre 22 de 2012

Pablo Escobar Gaviria

Pablo Escobar Gaviria
Foto Revista Semana

* * *

Fue un día de gran tensión en Colombia, y particularmente en Medellín. Por una parte, la entrega del capo dependía de que la Asamblea Nacional Constituyente aprobara, ese día, la no extradición de colombianos a Estados Unidos, y por otra, todas las autoridades estaban en máximo estado de alerta porque la organización conocida como Los Pepes (“Perseguidos por Pablo Escobar”), grupo paramilitar conformado para acabar con el jefe del Cartel de Medellín y toda su estructura criminal, había hecho saber su intención de boicotear la entrega, cosa que hacía temer un acto terrorista de gran magnitud.

La entrega del capo se materializó al final de la tarde del mencionado día y el hecho le dio la vuelta al mundo. Escobar llegaba como prisionero a una cárcel cuya construcción había sido supervisada por él mismo, situada en un sitio estratégico del municipio de Envigado, unos 15 kilómetros al suroriente de Medellín. Deponía sus armas con un extenso prontuario de muertes y de hechos de terror que tenían al país en ascuas y especialmente a Medellín y el resto del Área Metropolitana del Valle del Aburrá.

Era, entonces, el hombre más buscado del mundo, y yo, un reportero director de un noticiero de televisión regional, el único periodista que estuvo presente en el acto de sometimiento a la justicia del temido jefe del cartel de la droga que más sangre y miedo regó durante esos años y estas tierras.

Conversación con Luis Alirio Calle,
Marco A. Mejía y Víctor Gaviria

* * *

Luis Alirio Calle Muñoz (Yarumal, 1956)Luis Alirio Calle Muñoz (Yarumal, 1956) es comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Ha ejercido el periodismo en prensa escrita, en radio y en televisión. Trabajó como reportero en diversas áreas para el periódico El Mundo de Medellín y las cadenas radiales Caracol y RCN en la capital de Antioquia. Dirigió durante seis años el primer noticiero de televisión regional que hubo en Colombia, Informativo de Antioquia, en Teleantioquia, canal donde dirigió y presentó diversos programas. Ha sido docente universitario, columnista de opinión en el diario El Colombiano y conferencista. Ha realizado diversos documentales, uno de ellos sobre los desplazados de Urabá, trabajo que fue premiado en Arequipa, Perú, en 1998. Fue director durante seis años del programa Camino al barrio, antes llamado Arriba mi barrio, experiencia de televisión comunitaria que hoy pasa por los canales Telemedellín y Teleantioquia. En Telemedellín dirigió las noticias durante dos años y medio y ha dirigido y presentado diversos programas periodísticos y de opinión. Es autor de El día que fui con Escobar a La Catedral.

* * *

Marco Antonio Mejía Torres (Caldas, 1956)Marco Antonio Mejía Torres (Caldas, 1956) es ensayista, poeta, novelista, cronista, cineasta y documentalista. Se licenció en Filosofía y Letras de la Universidad Pontificia Bolivariana y es especialista en Periodismo Investigativo de la Universidad de Antioquia. Ha sido docente de filosofía, literatura y periodismo en ambas universidades. Se desempeñó como coordinador del programa del Museo Histórico del Palacio de la Cultura del Departamento de Antioquia y del Departamento de Gestión e Investigación Cultural de Comfenalco Antioquia. Ha publicado La fragancia de la identidad (ensayos sobre la identidad cultural latinoamericana, 1992), Cuerno de imagen (ensayos sobre la imagen en la literatura latinoamericana, 1997), Los disidentes del camposanto (crónicas, 1998), El mar de la gracia (novela, 2003), Las llaves del periódico (crónica, 2008) y Cuervo (novela, 2011). En 1985 recibió el premio de poesía de Antioquia por el poema “La reja inconclusa” y en 1997 obtuvo el Premio Latinoamericano de Ensayo UPB por el libro Cuerno de imagen. Ver “El rostro impenetrable” en Matacandelas.com.

* * *

Víctor Manuel Gaviria González (Medellín, 1955)Víctor Manuel Gaviria González (Medellín, 1955) es director de cine, guionista, ensayista, poeta y cronista. Ganador del Premio Nacional de Poesía Eduardo Cote Lamus en 1978 y Premio Nacional de Poesía Universidad de Antioquia en 1979. En 2009 el Ministerio de Cultura de Colombia le otorgó la Medalla al Mérito Cultural. Ha publicado La luna y la ducha fría, Con los que viajo sueño, El campo al fin de cuentas no es tan verde, El tío Miguel, El pulso del cartógrafo, Los días del olvidadizo, El peladito que no duró nada, El rey de los espantos, La mañana del tiempo y Durante todos estos años. Ha dirigido Buscando tréboles, La lupa del fin del mundo, El vagón rojo, Sueños sobre un mantel vacío, Los habitantes de la noche, Que pase el aserrador, Los músicos, Simón el Mago, La Vieja Guardia, Los cuentos de Campo Valdés y los largometrajes Rodrigo D - No futuro, La vendedora de rosas y Sumas y restas.

* * *

Pablo Escobar Gaviria

Muerte de Escobar por Botero

* * *

El día que fui con
Escobar a La Catedral

Fragmento

Un amigo que se movía en el medio de la televisión y que había hecho trabajos en el pasado encargados por Pablo Escobar a través de terceros, llegó una mañana a mi oficina con aire de advertencia y me dijo que Escobar estaba “muy molesto” porque yo había publicado en el noticiero la conversación de él con Alberto Villamizar (1) cuando iban en el helicóptero hacia la cárcel.

Se me comprimió el estómago, pero dudé.

—¿Cómo supiste eso? —le pregunté.

—Buena fuente, mijo. Un contacto que yo tengo que usted no conoce y que no hay manera de que lo conozca... El asunto es que Pablo está verraco, hermano... ¿Qué va a hacer? —preguntó, retándome, o sentenciándome.

—No sé. ¿Qué creés que debo hacer? —lo miré a los ojos.

—No sé, mijo —dijo.

Era alguno de los días posteriores al veinte de junio de 1991. Pablo Escobar se había sometido a la justicia colombiana el diecinueve de ese mes. La noche de ese día, miércoles, después de bajar de la prisión donde el capo había sido recluido, me presenté en el set del Informativo de Antioquia (noticiero de televisión que yo dirigía; se emitía a las nueve de la noche por Teleantioquia y lo realizaba la Cooperativa de Periodistas de Colombia, Coopercolt) y en vivo, sin imágenes de lo ocurrido porque Escobar no lo permitió, sólo con el sonido recogido en una grabadora propia de periodistas de radio, conté lo que había pasado, cómo había sucedido que yo fuera en el helicóptero en el que el jefe del Cartel de Medellín llegó a la cárcel de La Catedral en Envigado, qué ocurrió allí, y cómo y con qué resultado periodístico fue mi conversación con Pablo Escobar allá en el lugar de su sometimiento a la justicia.

Durante la emisión de esa noche divulgué las grabaciones de lo que me dijeron Alberto Villamizar, el sacerdote jesuita Rafael García Herreros (2) y el director de La Catedral Jorge Pataquiva Silva, más el comunicado redactado y leído por el propio Pablo Escobar y sus respuestas a unas cuantas preguntas que pude hacerle luego de concluido su comunicado. Todo lo demás fue el relato motivado por las preguntas que me hizo la presentadora del noticiero, Kathy Haller.

No todo lo que tenía fue presentado esa noche, así que guardé para la emisión del día siguiente, veinte de junio, lo que les grabé a Escobar y a Alberto Villamizar cuando conversaron brevemente en el helicóptero sobre lo que estaba sucediendo. El sonido no era muy bueno a causa de la bulla del aparato pero con ajustes que hicimos en edición logramos que pudiera entenderse mejor al aire lo que hablaron... o hablamos:

Pablo Escobar: Hombre, muy contento también con lo de la Asamblea (3).

Reportero: El motivo de los videos que me entregaron a mí hoy es recordar...

Escobar: ... Es para mostrarle a la gente que no solamente es el lado que siempre se dibuja, sino que hay otro lado también que es diferente, ¿cierto?... ¡Este es muy tramposo... ya me prendió la grabadora, vea!... Tranquilo que ahora hacemos una cosa... (4)

Alberto Villamizar: El doctor Mejía nos ha colaborado mucho hoy...

Escobar: ¿Cuál es el doctor Mejía?... (5) ¡Muchas gracias, hombre doctor... Esto le va a servir mucho al país... seguro!

Reportero: ¿Usted confía de veras en eso?

Escobar (a Alberto Villamizar): El sacrificio de su familia, Alberto, no fue en vano (6). Todo lo que ustedes sufrieron y lo que mi familia también ha sufrido, pues, va a repercutir en la paz de este país... Es muy importante...

Escobar (mirando hacia abajo por la ventanilla): Por lo menos nadie está apuntando con el fusil que es muy importante...

(Se oye la voz del piloto comunicándose con alguien).

Villamizar: El presidente ha sido muy serio con esto...

Escobar: Le puede decir al presidente que yo no lo voy a defraudar en nada. Usted sabe que la gente va a empezar a calumniar, que voy a estar delinquiendo desde allí, todas esas cosas... Yo voy a manejar una cosa muy... (Alguien dice ¡Patrón!... el helicóptero desciende).

Notas:

(1) Villamizar fue representante a la Cámara, embajador en Indonesia, Holanda y Cuba, y el primer Zar Antisecuestro del país. Murió en Bogotá el 26 de julio de 2007.
(2) El padre García Herreros fue el fundador y presentador de El Minuto de Dios, institución que empezó siendo un mensaje emitido todas las noches por las cadenas nacionales de televisión antes de los noticieros de las siete. Murió en Bogotá el 24 de noviembre de 1992.
(3) Se refería a la Asamblea Constituyente de 1991 que reformó la Constitución Nacional y que prohibió la extradición de colombianos, justamente el día de la entrega del capo.
(4) Yo llevaba una grabadora de audio que me había prestado un comunicador de la Gobernación de Antioquia. Cuando Escobar empezó a hablar la prendí y por eso hizo el comentario.
(5) Carlos Eduardo Mejía Escobar, en ese momento Director Nacional de Instrucción Criminal, organismo que después fue reemplazado por la Fiscalía General de la Nación, fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia de 1994 a 2002. Falleció el 24 de abril (domingo de pascua) de 2011, en Cartagena... (Cuando Villamizar se refirió al doctor Mejía, Pablo lo buscó con mirada curiosa entre los que íbamos en el helicóptero. El funcionario iba al otro extremo, casi junto a la ventanilla).
(6) La esposa y la hermana de Villamizar, Maruja Pachón y Beatriz Villamizar de Guerrero, habían sido secuestradas por El Cartel de Medellín que, en desarrollo de un plan sumamente bien calculado, retuvo en 1990 a 10 personas, la mayor parte notables periodistas, para presionar al Gobierno contra la extradición de colombianos.

Fuente:

Calle Muñoz, Luis Alirio. El día que fui con Escobar a La Catedral. Editado y publicado por el mismo autor, Bogotá, 2011.

Corporación Otraparte
© 2002
^