Corporación Otraparte

Presentación

El Valle
Encantado
del Aburrá

—Noviembre 14 de 2019—

Portada del libro «El Valle Encantado del Aburrá» de Daniel Tobón Arango

* * *

Daniel Tobón Arango (Medellín 1989) es escritor y filólogo hispanista de la Universidad de Antioquia, autor de novelas, cuentos y poemas. Ha sido columnista de «El Colombiano» y colaborador de la Fundación Librosbarco, entidad promotora de lectura con la que publicó dos cuentos en el libro «Relatos a la deriva». Su cuento «Sueño dorado» fue seleccionado en 2017 en la categoría adultos de la antología «¿Cuál es tu cuento con el fútbol?» de la Editorial Universidad Pontificia Bolivariana. En «El Valle Encantado del Aburrá» invita a la lectura de los grandes clásicos de la literatura universal.

Presentación del autor y su
obra por María Paula Restrepo.

* * *

El Nido Publicaciones

* * *

Hamlet en el Cementerio de San Pedro, Cleopatra en el Palacio Egipcio, el Quijote de la Mancha en el Parque Lleras y Jesús en Las Tres Cruces… Ahí, en los lugares más representativos de la ciudad, Daniel se encuentra con grandes personajes de la historia, la mitología y la literatura. Cada uno le cuenta una anécdota o él los acompaña en ellas. Toda una hazaña, inspirada en el viaje de Dante por el infierno, el purgatorio y el paraíso.

Dafna Vásquez

*

Al igual que Dante en La Divina Comedia, Daniel le pone su mismo nombre al personaje que viaja por este lugar lleno de fantasía e ilusiones. Esta obra introduce al lector en un viaje sin precedentes. Durante el camino, Daniel recorre el Valle Encantado del Aburrá, y en los lugares representativos de Medellín se encuentra con algunos personajes de la historia y la literatura. Daniel los acompaña en sus historias, y su objetivo final es llegar a donde Mariana, que representa el ideal del amor y las metas que siempre nos ponemos en el horizonte.

Los Editores

* * *

Foto de Daniel Tobón Arango

Daniel Tobón Arango

* * *

ii.
El Oráculo de Delfos
en el cerro El Volador

Fragmento

Al cruzar la entrada, Daniel fue transportado al Valle Encantado del Aburrá. Atónito, contemplaba sobre él un gigantesco péndulo sostenido de una edificación de diferentes arcos. Nuestro joven estaba en el Punto Cero. Luego de dar algunos pasos con timidez, divisó las gigantescas montañas que lo rodeaban; el cielo era de otro color, tenía un azul celeste combinado con la aurora rosácea de la mañana que se estampaba en la atmósfera. Daniel, maravillado de éste, además del aire puro que se respiraba, se llenó de fuerzas para subir el Cerro El Volador.

El viento soplaba con fuerza y levantaba el polvo. Daniel, con algunas gotas de sudor en su frente, se cubría los ojos y avanzaba con mucho ánimo. Cuando estaba a punto de llegar a la cima, vio que se acercaba un hombre que maldecía el destino y daba golpes al viento. Nuestro joven, quien se preocupaba mucho por la gente y no le gustaba verla pasando por malos momentos, se le acercó con cautela y le preguntó:

—Disculpa mi atrevimiento, pero al verte así no puedo evitar acercarme y preguntar, ¿qué te sucede?

—Descuida —respondió cabizbajo—. Agradezco tu preocupación. Mi nombre es Edipo, aunque en estos momentos deseo no ser quien soy, pues mi destino es tempestuoso.

—¿Por qué lo dices? ¿Acaso vienes del gran Oráculo de Delfos?

—Así es. He preguntado por mi destino —guardó silencio por un instante y su rostro se arrugó de dolor—. ¡Y su respuesta ha sido terrible! Me ha dicho que mataré a mi padre, que me casaré con mi madre y que, para colmo de males, tendré varios hijos con ella. ¡Debo cambiar mi futuro! Por esto he decidido irme muy lejos de Corinto. Me iré hacia Tebas, para así evitar que este desastroso destino se cumpla.

Fuente:

Tobón Arango, Daniel. El Valle Encantado del Aburrá. El Nido Publicaciones, Medellín, 2017.

Corporación Otraparte
© 2002
^