Corporación Otraparte

Presentación

Amores cumplidos

Febrero 15 de 2007

Amores cumplidos - Elkin Restrepo

* * *

Presentación del libro “Amores cumplidos” de Elkin Restrepo (Medellín, 1942), abogado, poeta, narrador, dibujante y grabador. Ha sido fundador y codirector de las revistas literarias “Acuarimántima”, “Poesía” y “Deshora”. Colaborador de las revistas “La Pluma”, “Eco” y “Mundo Nuevo”. Obras publicadas: “Bla, bla, bla” (1967), “Ohhh” (1970), “La sombra de otros lugares” (1973), “Memoria del mundo” (1974), “Lugar de invocaciones” (1977), “La palabra sin reino (1982)”, “Retrato de artistas (1983)”, “Absorto escuchando el cercano canto de sirenas” (1985), “La dádiva” (1990), “Lo que trae el día” (antología, 1983-1998) (2000), “Fábulas” (1991), “Sueños” (1993), “El falso inquilino” (1999), “La visita que no pasó del jardín” (2002), “Luna blanca” (antología, 2005) y “Amores cumplidos” (antología, 2006). Poemas y textos suyos han sido traducidos al inglés, francés, ruso y hebreo. Actualmente dirige la Revista de la Universidad de Antioquia y la revista de cuento “Odradek”. Ha sido invitado a congresos de escritores y ferias del libro en Estados Unidos, Israel y Venezuela. Presentación del autor por Miguel Escobar Calle.

* * *

Elkin Restrepo

Elkin Restrepo
Arquitrave.com

* * *

“Algo que siempre me ha atraído en tu poesía es el lenguaje, cuya engañadora sencillez esconde hermosas trampas...”.

Álvaro Mutis

“Bien sabes cómo aprecio tu poesía en el conjunto de la obra hispanoamericana contemporánea. Al apenas balbuceo de otros, sabes oponer la construcción y la sugestión de un lenguaje...”.

Fernando Charry Lara

“La poesía de Elkin Restrepo va mucho más allá del texto escrito, su asunto es sólo la perplejidad, el singular misterio de cada instante. Sus versos nacen de una condensación de soplos. Esta particular forma de escritura ejercita la mente para contemplar a Dios en todas partes”.

Jorge Cadavid

* * *

“El misterio de nuevo el misterio” por Oreste Donadío

“El misterio de nuevo el misterio”
Pintura por Oreste Donadío

* * *

Poemas de
Elkin Restrepo

Miroslava

Para Óscar Jaramillo

Ahora que todo lo sabes,
y tu cabellera ondea silenciosa en un rincón de la muerte,
y tus labios nada dicen, pienso en ti, pienso en ti.
Es de noche,
y las carreteras en el campo están solas,
y hay en todo como una claridad siempre más allá,
y el recuerdo es como un cuarto del cual acabas de salir.

Ahora que todo lo sabes,
y el mar se hace jirones como una tela oscura,
y donde quiera que miro no encuentro un poco de tu carmín,
ni de tu perfume ni de tu misteriosa belleza.

Ahora que todo lo sabes,
la vida pasa cálida como una boda,
y, allí, donde estás no llegan sus imágenes
ni sus rumores,
ni la noche es como un abrazo.

Ahora que todo lo sabes,
y sólo eres un poco de polvo disperso
bajo las estrellas,
bajo el más bello color de la noche,
pienso en ti, pienso en ti.

* * *

Rommy Schneider

En esta época del año, sopla un aire fresco
y las hojas se amontonan afuera,
en los jardines de la casa.
La luz, el oro pesado de la tarde,
toca el borde de los árboles,
el agua ciega del estanque, el camino de entrada, y
los transfigura.
En mi corazón descubro entonces una nueva ebriedad,
y una languidez amable,
solícita como los besos y la lengua de un joven amante,
colma mi cuerpo y lo enriquece de mil olvidos.
Es el otoño que llega,
la estación que cambia y revienta en mí misma,
como un juego de luces sobre el cielo de la ciudad,
como una íntima y feroz caricia.

Por una vez más,
un cielo claro sirve a un enjambre de aves
que chillan,
y el oro desleído de las hojas caídas
corre como un último fuego.

Por una vez más,
la brisa llama de nuevo en los cristales de la ventana,
y no olvida mi nombre.

Por una vez más, arde en mí el sueño perdido de la vida.

Por una vez más.

* * *

Óbolo

Ni solo, ni huérfano, ni desamparado,
puedo sentirme.

No puedo decir que algo me falta
o me sume en la derrota.

Tampoco llamar a la tristeza
para que haga los oficios de la casa.

Ni puedo alegar razones
porque el mundo no es como lo creo.

No, no puedo, con tanta queja,
convertirme en el ciego
que palpa y maldice
la moneda de oro que se le entrega.

* * *

Lugar común

Si les dijeran
que todo aquello es amor,
lo negarían.

Viven un hechizo y no se dan cuenta.

Pero él se desespera si no la ve,
y ella acude en su busca
si no lo encuentra.

Sentados en el bar,
podrían pasar la vida entera.

Dos que no saben
que son uno,

y que para reunirlos
se movió de su sitio
el universo mismo.

Y hablan y hablan
(de todo y nada en apariencia),

sin saber
que es del amor que hablan.

* * *

Embrujo

Ningún anhelo mejor
que la vida misma.

Ningún sueño más apropiado
que la misma realidad.

Ningún suceso mayor
a un día
en el cual no sucede nada.

Una fiesta:
el más trivial
de los actos,
el más distraído de los besos.

Fábula,
despertar y saber
que estamos vivos.

Fuente:

Restrepo, Eklin. Amores cumplidos. Hombre Nuevo Editores, Medellín, 2006.

Corporación Otraparte
© 2002
^