Corporación Otraparte

Lectura y Conversación

Gabriel Jaime Franco

Junio 15 de 2006

Jana Paul - “Eye of the Pharao” - Poetic-oilart.de

“Eye of the Pharao”
de Jana Paul
Poetic-oilart.de

* * *

Gabriel Jaime Franco (Medellín, 1956). Miembro del Consejo Editorial de la Revista Prometeo y del equipo organizador del Festival Internacional de Poesía de Medellín. Libros de poesía: “En la ruta del día” (1989), “La tierra de la sal”, “Reaprendizaje del alfabeto” (Premio nacional de poesía Fuego en las Palabras, 1997) y “Las voces escindidas” (Beca de creación del Ministerio de Cultura, 1998). Ha sido incluido en las antologías “Cinco poetas jóvenes”, “Disidencia del Limbo”, “Conozcámonos mejor” (Brasil-Colombia), “Postal de fin de siglo” y “Quién es quién en la poesía colombiana”.

* * *

Poemas de
Gabriel Jaime Franco

Poética

Toda poética excluye e
intenta
construir su onanista paraíso.

Lo que mis ojos no vieron
lo vieron otros ojos.

Donde mi corazón no estuvo
otro se exaltó de dicha o de dolor.

Toda poética se ciega a sí misma,
despedaza su sextante,
a sí se siega.

De allí de donde no extrajo nada
mi razón ofuscada por su obsesión de soles,
otro trajo su porción de luz.

Toda poética construye su casa
con ladrillos que también son míos.
¿Por qué (pues) hacerla sin ventanas?

Lo que no alcancé a soñar otros lo soñaron,
y mi pasión no fue más alta ni más baja,
sino tan sólo mi pasión.

Toda poética es orín de perro,
límite,
miedo de ser lo que ya se era.

De donde no penetró mi ojo limitado
otros trajeron su fulguración, su chispa.

Yo nunca miré solo. Yo nunca miré solo.

Cuando la muerte se te acerque
no verás sino
tu ojo,
tu ojo,
tu ojo.

* * *

¿Leyendo a
Fernando Pessoa?

1

Puesto que se es un hombre
no se es grande.

Mas es haber venido aquí tan grande
que haber creído ser un día
es haber sido.

2

Ahora hago en verdad esto o aquello,
mas no entiendo muy bien
por qué no soy un hombre que embetuna o hace fila,
quien ofrece cursos de ingles o enciclopedias,
algo así,
porqué no soy quien ora,
quien ahora muere,
quien intenta ser en esto
o en esto
o en aquello,

Porqué sólo soy quien se pregunta,
quien se deshalla y se descentra,
sólo quien intenta no sabe muy bien qué.

Por qué soy al fin quien soy, si fuera.

Mas fue creer haber sido tan grande,
que sólo haberlo creído es haber sido.

3

Haber sido un hombre,
haber creído serlo un día
es tan grande y triste y bello y solo,
que toda verdad por mí intentada
es tonta y grande,

pues ser es quien embetuna y quien ora y hace fila.
quien mastica esparto
quien se acoda en un balcón en Porto o Pernambuco.

Uno es en verdad un ser allí o aquí,
pobre y rica y maravillosa cosa siendo en el tiempo,
pobre y rica e innombrable cosa que se piensa.

Alguien muere, todo el tiempo, de verdad,
alguien está muriendo,
todo el tiempo, todo el tiempo, todo el tiempo,
todo el tiempo alguien está muriendo
en gerundio, ahora y todo el tiempo,

en gerundio, en gerundio ahora,

y soy siempre yo,
siempre yo,
de todas formas.

Es una cosa triste y maravillosa.

¡Es tan bello! Es casi insoportable.

Es tan bello.

¡Oh Dios, es tan bello y triste!

* * *

Medellín:
Una ciudad para
los poetas del mundo

Entrevista por Artemis Nader

A: La suave y tenaz presencia del poeta Gabriel Jaime es, no sólo la que dirige la RevistaPrometeo, sino una de las cabezas que hace posible el maravilloso encuentro poético del Festival Internacional de Medellín.

G: Digamos que somos un grupo de poetas. Yo sólo soy una de las voces que está en Prometeo y en el Festival Internacional de Poesía que es otra voz mucho más grande.

A: Lo están haciendo desde hace 10 años. Uno siente en Medellín una receptividad muy grande en la gente. ¿Sucedió así desde un principio?

G: Existe ahora porque hace 10 años existió. Nosotros vivimos una época muy oscura, muchísimo más oscura que la actual. Guerra del narcotráfico, bombas cotidianas, muertos cotidianos, muertos pobres, muertos en los parques, muertos por las bombas... Había un toque de queda no declarado en Medellín. Los muchachos en las esquinas eran asesinados, había un estado de terror. Hace 10 años nació el festival como una propuesta, primero poética, por supuesto pero desde el punto de vista social. Queríamos hacer también un cerco al terror: romper el cerco del terror.

A: Obviamente el Festival sí es como una respuesta. Una respuesta a la guerra y a la muerte , y además una respuesta con cierto poder...

G: ¡Claro que sí! Creo que el festival es una demostración de que estamos más vivos de lo que nosotros deseamos. No somos todo lo que se dice de nosotros: somos mucho más. Han nombrado la parte sombría, oscura de Colombia. El Festival Internacional de Poesía ha demostrado que esta ciudad tiene juventud vital, poderosa, que ama la belleza, necesita la belleza, necesita la paz. El festival en sí mismo es un aspecto de lo real, mucho más real y mucho más totalizante y más bello que esa zona sombría que también hay que mostrar, que también hay que denunciar y que también hay que señalar; pero el Festival la muestra en su aspecto más floreciente, en su aspecto más esperanzado.

A: Es impresionante, no sólo la masiva asistencia del público sino la conmoción y el entusiasmo de los poetas invitados, poetas de todas partes del mundo que respaldan el Festival, y a su vez lo proyectan en sus países.

G: Si lo impresiona a uno que conoce su ciudad, para nosotros también es una sorpresa renovada diez veces la respuesta de los poetas. Hay algunos que han llegado a decir: “Por fin le encontré sentido a mi escritura, por fin encontré para quién escribí, que por algo escribí”... Es un fenómeno raro, es un fenómeno bello, es un fenómeno esperanzador que probablemente nace de lo terrible.

A: Aquí se comprueba que el hombre puede hacer otra cosa que entregarse a la guerra: puede encomendarse a la paz. Es el milagro de la poesía.

Estrategias del evento

A: Es notable la organización del evento, transporte, comida, hotel para 52 poetas invitados, más la logística de los 5 ó 6 eventos diarios dentro y en las afueras de Medellín. Ustedes son unos magos...

G: Sí, debe ser una consecuencia de la magia. Yo mismo me pregunto también a veces cómo hicimos nosotros para hacer lo que hicimos. Total, lo que somos es poetas, no somos empresarios, no somos negociantes, somos poetas. Si yo lo mirara desde afuera, yo diría de pronto: ¡Qué valiente ocho actos simultáneos! Significa también para cada recital: traductores, intérpretes, presentador y lectores. Si el poeta escribe en otra lengua, el lector se relacionará con su poesía por lo menos con un mes de antelación.

A: ¿Es el mismo lector quien realiza la traducción?

G: La traducción es un problema grave en poesía. Nosotros no resolvemos el grave problema de la traducción pero tratamos de ser respetuosos con el grave problema de la traducción y sus aspectos. Primero contratamos traductores que son a su vez poetas. Desde hace seis meses tenemos un traductor de planta del inglés, otro del francés; estos se comunican con los poetas cuando es necesario consultar algún término, por una palabra, por una frase. A un mes del festival contratamos lectores para que lean esos poemas traducidos. Estos lectores se compenetran con los poemas, tienen buena voz, buena dicción. Pero además el lector puede tener un poema de Turquía, de Estados Unidos, de Francia o Alemania, es el mismo lector toda la semana y está en la obligación de reunirse con el poeta para acordar el ritmo y la música porque son cosas intraducibles. Una música tiene una lengua, esa música es intraducible. Respetamos la música original del poeta y la música original del poema y hacemos lo posible por traducir los textos.

A: Ya solamente eso es una labor enorme. Nos da la oportunidad de conocer en Latinoamérica a poetas hindúes o africanos que acaso de otra manera nunca sabríamos de ellos.

No solo el festival sino una revista

A: ¿La RevistaPrometeo es para difundir el festival o es una publicación permanente?

G: No, de alguna manera el festival es hija/hijo de la revista y la revista a su vez es hija de un sueño, de una pasión, de una confluencia de acciones comunes de un grupo de poetas. La revista existe todo el tiempo. La revista tiene 18 años, creo que es un número considerable de años.

A: ¿Y en Internet?

G: Tenemos tres años en Internet. Una página espectacular:

Festivaldepoesiademedellin.org

El negocio, sucio, de la realidad y el poder, es la muerte.
La aventura espiritual de la poesía es la continuada búsqueda de la vida nueva.
La poesía, que fortalece al ser a través del lenguaje, ha señalado que la realidad conspira contra todos, para abolirnos.
Pero la poesía sabe que la realidad se negará a sí misma. Es la realidad la que agoniza, no la luz.

Revista Prometeo, n.º 57-58, 2000.

Fuente:

Kalathos.com

Corporación Otraparte
© 2002
^