Corporación Otraparte

Presentación

Los días derrotados

—Agosto 31 de 2017—

“Los días derrotados” de Hellman Pardo

* * *

Hellman Pardo (Bogotá) obtuvo el Premio Nacional de Poesía Eduardo Carranza en 2010 por “Elementos del desterrado”, y en 2011 fue merecedor del Premio Nacional de Poesía Casa Silva. Ese mismo año el Ministerio de Cultura le concedió la Beca a la Circulación Internacional de Creadores en Nueva York. Ha publicado “La tentación inconclusa” (Común Presencia Editores, 2008); “Anatomía de la soledad” (Gamar Editores, 2013); “El falso llanto del granizo” (El Ángel Editor, 2014) y “Los días derrotados” (Cuadernos negros, 2016), libro accésit del Premio Nacional de Literatura Ciudad de Bogotá. Pertenece a los consejos editoriales de las revistas “La Raíz Invertida” y “Ulrika”. En 2014 recibió el I Premio Nacional de Poesía del Festival Internacional de Poesía de Medellín por su libro “Historia del agua”. Actualmente es artista orientador de Creación Literaria en el Instituto Distrital de las Artes —IDARTES— en Bogotá.

Cuadernos Negros Editorial

* * *

El tiempo es testigo. La sangre es testigo. Dos años adentrándome (desde la lectura y la investigación) en la angustia y el llanto de una Colombia —para muchos— desconocida. Seis meses de escritura. Se abre el mundo y está sentado en la palabra desolación. Todos llevamos en algún instante la derrota de un país ajeno, pero nuestro; un país que pulsa sin manos su corazón fracturado.

El autor

En Los días derrotados la poesía es un instrumento de la memoria, donde cada poema, con su música exacta, confirma un compromiso con los hombres y la historia. Sus poemas son postales urgentes, recuentos de la ignominia mediante un lenguaje de certera brevedad. La de Hellman Pardo es una poesía que aquí no sólo ha alcanzado una madurez expresiva, sino que refrenda un compromiso poético contra el olvido.

Mijail Lamas

A Hellman Pardo no le hace falta ver la sangre para reconocerse en la proximidad de la herida. En cada palabra, en la margen del verso, en la profundidad del poema comprende y se afecta al pulsar el territorio del desastre. Lo viaja y lo vive desde su sentido humanístico. Entra desnudo, señala la llaga y asume una poética. Más allá del asombro, Hellman se ocupa en poetizar el dolor como hombre árbol con ojos y alma que camina con un mapa pegado a la piel mientras un cóndor huye con la memoria de quienes no se consideran víctimas, aunque salten por entre los cadáveres.

Mery Yolanda Sánchez

* * *

Hellman Pardo

Hellman Pardo

* * *

Cuatro poemas
de Hellman Pardo

Jamundí

(La escritura invisible)

Nosotros
único estruendo posible
en el tímpano de Dios.

* * *

Macayepo

(Búhos al alba)

En qué extraña piedra
perdura
el rostro desnudo de los derrotados.
Cuántas veces tajar la niebla
la carne
los duros huesos en la pesadilla de las casonas.
Los árboles soltaron sus búhos al alba
y el camino
sus piedras
su culpa
su polvo.

* * *

Cumaribo

(Breve discurso del águila)

En el río
un niño muerto sobre la humedad de la piedra.
En la piedra
un torvo gallinazo punzando la piel caída.
En el gallinazo
el viento desplazándose con urgencia.
En el viento
el tañido funerario de las desapariciones.
Otra inocencia profanada
otro plumaje rompiéndose en el río.

* * *

Urrao

(Al oeste del tiempo)

Soy maquinista de una barcaza hecha
con maderos de abandono.
La heredé del llanto de una mujer andina
fusilada en la guerra.
Una tarde me hicieron descender de la barcaza
y conmigo
a todos los viajeros.
Dijeron que nos arrodilláramos cerca a la desolación.
Nos arrodillamos
donde los alambres de púas advertían
el color del sueño.
Se escucharon entonces diez caídos como jobos maduros
buscando tierra
mientras el sol se hundía en la trocha
lento
derrumbándose.
Te hablo desde el cobertizo de la memoria
desde la hora muerta y su estampida.

Fuente:

Pardo, Hellman. Los días derrotados. Editorial Cuadernos Negros, Calarcá, 2016.

Corporación Otraparte
© 2002
^