Corporación Otraparte

Presentación

Lunas de sombra

Marzo 10 de 2011

“Lunas de sombra” de Eliana Maldonado Cano

* * *

Oír grabación del evento

Eliana Maldonado Cano (Medellín) es Ingeniera de Petróleos de la Universidad Nacional, sede Medellín, y aspirante a magíster en Ciencias de la Tierra de la Universidad Eafit. Correalizó hasta 2008 el programa radial de poesía “Taller de Luna” en la emisora de la Universidad Nacional. Fue invitada al Festival Internacional de Poesía de Medellín en 2006. Ha publicado poemas en las revistas de poesía Punto Seguido, Revista de Poesía Prometeo y Quitasol. Hace parte de la antología poética “Ellas escriben en Medellín” (Colección Madremonte, Hombre Nuevo Editores, 2007). En 2008 fue directora de los talleres de poesía y literatura en la Biblioteca Pública La Floresta. Es autora del poemario “Bajo la piel” (Hombre Nuevo Editores, Medellín, 2007).

Presentación de la autora
por Luis Fernando Cuartas

Sílaba Editores

* * *

Eliana Maldonado Cano es una joven autora, cuya palabra es fuerte y fresca como la lluvia. Incluso en los lugares más inhóspitos, al leerla, la gracia nos puede tocar. En nuestra ceguera parafraseamos sus versos, nos los apropiamos, los reinventamos y, solitarios, podemos correr y huir hacia la selva espesa y húmeda de nuestros miedos, sólo para descubrir que no hay selva para huir y que ya no queda mayor ilusión.

En Lunas de sombra la autora disgrega el mundo en sonidos, aquilata lo inefable, plasmando su sinceridad y su propia pasión en los versos. Su voz solitaria perturba el sentido de las cosas, altera su dinámica y regresa a la aparente serenidad del mundo. Exploradora al fin, sabe que no hay mayor tesoro que el que radica en nuestra propia vida, en los símbolos y letras que constituyen las palabras, los elementos básicos de la creación, aquello con lo que se puede inventar todo.

Jorge Bustamante García

* * *

Eliana Maldonado Cano

Eliana Maldonado Cano

* * *

Poemas de
Eliana Maldonado

Ya no sé quién eres

Una jauría de pequeños
y desalmados piojillos
se roban día a día tu memoria.
Llevas la piel tostada por el sol.
La sombra de tu cuerpo tiene
meses en la misma posición.
Yo te miro,
sé tu nombre,
lo pronuncio,
te volteas,
y me ignoras.

* * *

Autobiografía

Sólo escribo lo que mi cuerpo vive
porque la piel aún no sabe de historia,
tengo la edad de la cigarra,
de las manchas solares
cuando danzan en el Ecuador,
de este cielo nuevo de la mañana
por el que se filtran mil rayos temblorosos.
Sólo escribo lo que mi cuerpo siente,
hablo de la carne y sus placeres,
del orgasmo y la saliva.
Aún no incubo espíritus viejos, ni hondas heridas.
Soy tan joven como la luna
cuando no tenía la cara herida.
Tengo la edad del capullo,
de cinco latidos,
del llanto prístino,
de la tercera gota de lluvia que cae en el prado,
de la cigarra que canta sin saber su suerte.
Soy cuerpo,
sin historia,
sin heridas.

* * *

Ceguera

A veces ganan los malos,
golpean,
fustigan,
extorsionan a una pobre niña
y nada les duele,
no les remuerde la conciencia,
la pena del otro es su risa,
sólo su hambre es importante,
la adrenalina,
la muerte y el deseo suicida de matarse en otros.
A veces los malos ganan
y se llora,
y es cuando se ve
a multitudes de gente marchando
apretando los dientes,
mordiendo la sábana,
el pañuelo blanco.
A veces ganan los malos
y la maldad nos toca
y es cuando los malos
son también nuestros malos,
no los que hacen mal a otros,
sino los que nos hacen mal a nosotros
y es entonces cuando más sufrimos
y la sábana no sirve,
ni la lágrima,
sólo corremos y huimos
hacia la selva espesa
y húmeda de nuestros miedos,
el corazón se lleva roto por el dolor propio.
A veces los malos ganan,
me ganan hoy
y lloro,
y no hay selva para huir,
sólo lloro.

Fuente:

Maldonado Cano, Eliana. Lunas de sombra. Sílaba Editores, primera edición, octubre de 2010.

Corporación Otraparte
© 2002
^