Corporación Otraparte

Noche de Campo Literaria

León de Greiff o la
lengua de los pájaros

Octubre 15 de 2011

León de Greiff (1895 - 1976)

León de Greiff
(1895 - 1976)

* * *

Noche de Campo Literaria en El Café de Otraparte: Literatura a manteles: León de Greiff o la lengua de los pájaros: lectura de poemas y otros textos del poeta colombiano. León de Greiff (Medellín, 1895 - Bogotá, 1976) fue uno de los más destacados poetas del siglo XX en Colombia. Su nombre completo fue Francisco de Asís León Bogislao de Greiff Häusler y utilizó diferentes seudónimos para firmar sus obras, entre los cuales “Leo Le Gris” y “Gaspar de la Nuit” son los más conocidos. De Greiff fue de los primeros impulsores del movimiento literario Los Panidas de Medellín en 1915, grupo de 13 intelectuales de ideas modernistas en literatura y arte que iniciarían las nuevas tendencias en dichas disciplinas en Colombia. En ese movimiento participaron, además, personajes como el filósofo Fernando González y el caricaturista Ricardo Rendón. La poesía de León de Greiff busca la sonoridad y es rica en propuestas lingüísticas asimiladas por otros al culteranismo o neobarroco poético. De una amplia cultura, de Greiff utilizó un vocabulario y giros del castellano antiguo, no siempre fáciles de comprender, así como profundos conceptos filosóficos inspirados en el modernismo de los autores a los que acudió desde su juventud.

Su singular producción parece venir sólo de sí mismo y, al mismo tiempo, de todas las referencias culturales posibles, desde la espontaneidad de los juglares hasta la perfección renacentista, la extravagancia barroca, la vibración romántica, el lujo modernista, el experimentalismo vanguardista. En ella se evidencia su voluntad de dotar al verso de una gran musicalidad, así como su gusto por la utilización de palabras en desuso, neologismos y onomatopeyas. Es palpable la influencia de los principales poetas franceses del siglo XIX (Baudelaire, Rimbaud), pero resulta casi inútil concretar el amplísimo catálogo de autores que nutre su creación.

Sus dos primeros libros, “Tergiversaciones” (1925) y el “Libro de los signos” (1930), contienen algunas de sus poesías más famosas, como la “Balada de la fórmula definitiva y paradojal” y “Balada del mar no visto”. “Variaciones alrededor de nada” (1936) reúne los mejores momentos del conjunto de sus temas: el amor, la poesía, el silencio, la nada, el viaje y la noche. A ellos hay que añadir “Prosas de Gaspar” (1937), “Farsa de los pingüinos peripatéticos” (1942), “Fárrago” (1955) y “Velero paradójico” (1959). Todos estos títulos fueron recopilados en sus “Obras completas” (1960), tras las cuales publicaría aún “Nova et vetera” (1968).

Wikipedia.org

Biografiasyvidas.com

* * *

Escuchar “Relato de Sergio
Stepansky” de León de Greiff

* * *

Su interés se refiere a todas las regiones de la cultura antigua y moderna, en las que tiene no simple información comprensiva, sino pasmosa erudición que parece especializada en muchos campos.

Juan Lozano y Lozano

Poderoso y profundo como poeta elegíaco, proteico y sagaz e impertinente en la poesía erótica; zanjante y pungente en la dramática; terso, veraz y voluptuoso en la bucólica; convincente en sus variaciones didácticas; raudo en la sorpresa y moroso en la delectación lírica; avisado piloto y avizor cofanero en un género especial suyo: la poesía náutica, insuperado aún en la poesía-música castellana, León de Greiff ha sido y es, por adehala, uno de los más grandes poetas satíricos de nuestra lengua.

Jorge Zalamea

Muy querido amigo Guillermo Abadía: quiero y aprecio mucho a León de Greiff. Que él no crea que lo maltrato. Es de los pocos amigos que tengo. Sus desdoblamientos mitológicos me parecen caso bellísimo y muy raro. Amo al cantor de Bolombolo, al noruego, al que no conoce el mar, al que no se ha podido ir, al gran músico de los vocablos y al hombre bueno como caricia materna. Dígale a mi León de Greiff que el concepto que tengo de él es que nadie de tan variadas posibilidades y realidades reprimidas y amagantes, respectivamente, por y en el ambiente espelunco: ¡esta espelunca llamada Colombia! Mi frase malhadada y malentendida por él fue referencia al león, al animal que no es sino bravo. En fin, un amigo es como diez centavos cuando uno no tiene nada y, como no tengo sino pocos amigos, no quiero perder a León. ¡Que se me caiga un diente de estos descalcificados, más bien!

Fernando González

* * *

León de Greiff (1895 - 1976)

* * *

Poemas de
León de Greiff

Balada trivial de
los 13 Panidas

I

Músicos, rápsodas, prosistas,
poetas, poetas, poetas,
pintores, caricaturistas,
eruditos, nimios estetas;
románticos o clasicistas,
y decadentes —si os parece—
pero, eso sí, locos y artistas
los Panidas éramos trece!

II

Melenudos de líneas netas,
líricos de aires anarquistas,
hieráticos anacoretas,
dandys, troveros, ensayistas,
en fin, sabios o analfabetas,
y muy pedantes, —si os parece—
explotadores de agrias vetas
los Panidas éramos trece!

III

De atormentados macabristas
figuras lívidas y quietas,
rollizas caras de hacendistas,
trágicos rostros de profetas...;
y satíricos y humoristas,
o muy ingenuos, —si os parece—
en el Café de los Mokistas
los Panidas éramos trece!

IV

Sutiles frases y discretas,
y paradojas exotistas,
sentencias sólidas, escuetas,
y jeroglíficos sofistas;
y las mordaces cuchufletas
envenenadas, —si os parece—
que en el Concilio de Agoretas
los Panidas éramos trece!

V

Y orquestaciones wagneristas,
—trompas y tubas y trompetas—,
o serenatas mozartistas
y sinfonías y retretas
de los maestros exorcistas,
beethovenianos, —si os parece—,
que en el Salón (bombos o arpistas)
los Panidas éramos trece!

VI

Y los de pluma o de paletas,
altos poetas o coplistas,
los violinistas y cornetas,
en veladas aquelarristas
—sesiones íntimas, secretas!—
y en bodegones, —si os parece—
en esas citas indiscretas
los Panidas éramos trece!

VII

Fumívoros y cafeístas
y bebedores musagetas!
Grandilocuentes, camorristas,
Crispines de elásticas tretas;
inconsolables, optimistas,
o indiferentes, —si os parece—
en nuestros Sábbats liturgistas
los Panidas éramos trece!

Envío

Ilustres críticos-ascetas
serios, solemnes, metodistas,
tribu de vacuos logotetas!:
andad al diablo! —si os parece—:
nosotros, —Bárbaros sanchistas!—,
los Panidas éramos trece!

* * *

Balada del mar no visto,
ritmada en versos diversos

A Gregorio Castañeda Aragón

No he visto el mar.

Mis ojos
—vigías horadantes, fantásticas luciérnagas;
mis ojos avizores entre la noche; dueños
de la estrellada comba;
de los astrales mundos:
mis ojos errabundos
familiares del hórrido vértigo del abismo;
mis ojos acerados de viking, oteantes;
mis ojos vagabundos
no han visto el mar...

La cántiga ondulosa de su trémula curva
no ha mecido mis sueños;
ni oí de sus sirenas la erótica quejumbre;
ni aturdió mi retina con el rútilo azogue
que rueda por su dorso...
Sus resonantes trombas,
sus silencios, yo nunca pude oír...
sus cóleras ciclópeas, sus quejas o sus himnos;
ni su mutismo impávido cuando argentos y oros
de los soles y lunas, como perennes lloros
diluyen sus riquezas por el glauco zafir!
Ni aspiré su perfume!

Yo sé de los aromas
de amadas cabelleras...
Yo sé de los perfumes de los cuellos esbeltos
y frágiles y tibios;
de senos donde esconden sus hálitos las pomas
preferidas de Venus!

Yo aspiré las redomas
donde el Nirvana enciende los sándalos simbólicos;
las sábilas y mirras del mago Zoroastro...
Mas no aspiré las sales ni los iodos del mar.

Mis labios sitibundos
no en sus odres la sed
apagaron:
no en sus odres acerbos
mitigaron la sed...
Mis labios, locos, ebrios, ávidos, vagabundos,
labios cogitabundos
que amargaron los ayes y gestos iracundos
y que unos labios —vírgenes— captaron en su red!

Hermano de las nubes
yo soy.
Hermano de las nubes,
de las errantes nubes, de las ilusas del espacio:
vagarosos navíos
que empujan acres soplos anónimos y fríos,
que impelen recios ímpetus voltarios y sombríos!
Viajero de las noches
yo soy.

Viajero de las noches embriagadoras; nauta
de sus golfos ilímites,
de sus golfos ilímites, delirantes, vacíos,
—vacíos de infinito..., vacíos...— Dócil nauta
yo soy,
y mis soñares derrotados navíos...
Derrotados navíos, rumbos ignotos, antros
De piratas... ¡el mar!

Mis ojos vagabundos
—viajeros insaciados— conocen cielos, mundos.
conocen noches hondas, ingraves y serenas,
conocen noches trágicas,
ensueños deliciosos,
sueños inverecundos...
Saben de penas únicas,
de goces y de llantos,
de mitos y de ciencia,
del odio y la clemencia,
del dolor y el amar...!

Mis ojos vagabundos,
mis ojos infecundos...
no han visto el mar mis ojos,
no he visto el mar!

* * *

León de Greiff (1895 - 1976) - Caricatura por Ricardo Rendón

Caricatura por Ricardo Rendón

Corporación Otraparte
© 2002
^