Corporación Otraparte

Noche de Campo Literaria

Rabindranath Tagore

Homenaje a 150 años
de su nacimiento

Agosto 19 de 2012

Rabindranath Tagore (1861-1941)

Rabindranath Tagore
(1861-1941)

* * *

Noche de Campo Literaria
en El Café de Otraparte:
Literatura a manteles:
Rabindranath Tagore

No hay palabras claras ni sombrías. Hay palabras. Palabras llenas de fortaleza, de horizonte, de aire fresco. Palabras que nombran el mundo. Duras como piedras, suaves como el musgo. Ardientes, secretas. Palabras que van con el viento y a cada uno le reservan su hogar, su oración. Palabras como ensalmos, palabras que juegan en el oído y cantan y rodean el silencio. Palabras que necesitamos decir, escuchar. Palabras, como la única compañía en el desierto. Palabras como tierra que guarda en lo profundo la semilla oro y noche de todo cuanto existe. Rabindranath Tagore rindió su homenaje a la poesía. Ahora nosotros rendimos homenaje a su palabra, a su vocación de río caudaloso, a su vocación de aljibe discreto.

Lectura de textos y audiciones

* * *

“El Amor es el significado ultimado de todo lo que nos rodea. No es un simple sentimiento, es la verdad, es la alegría que está en el origen de toda creación”.

“Dormía..., dormía y soñaba que la vida no era más que alegría. Me desperté y vi que la vida no era más que servir... y el servir era alegría”.

“Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos”.

“Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”.

“La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido”.

“Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas”.

“Las palabras van al corazón, cuando han salido del corazón”.

“Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor”.

“Déjame sólo un poco de mí mismo para que pueda llamarte mi todo”.

“Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad”.

Rabindranath Tagore

* * *

Rabindranath Tagore (1861-1941)

* * *

Rabindranath Tagore

Calcuta, 1861
Santiniketan, 1941

Es el más prestigioso escritor indio de comienzos del siglo XX. De origen noble, era el último de los catorce hijos de una familia consagrada a la renovación espiritual de Bengala, y se educó junto a su padre en el retiro que éste tenía en Santiniketan. En 1878 fue enviado a Gran Bretaña, donde estudió literatura y música.

Evocó este viaje en Cartas de un viajero (1881), que publicó en el periódico literario Bharati, fundado por dos de sus hermanos en 1876. De la misma época son los dramas musicales El genio de Valmiki (1882) y Los cantos del crepúsculo (1882), así como la novela histórica La feria de la reina recién casada (1883).

Unas experiencias místicas le llevaron a escribir en 1882 los Cantos de la aurora (1883). En este mismo año contrajo matrimonio con una joven de 16 años, y a partir de entonces se dedicó a administrar los bienes de la familia de su esposa y a viajar por toda Bengala. En 1890 realizó un segundo viaje a Gran Bretaña. De este período son las colecciones poéticas Citra (1896) y El libro de los cumpleaños (1900).

En 1901 fundó una escuela en Santiniketan (Hogar de la Paz), en la que estructuró un sistema pedagógico que defendía la libertad intelectual del ser humano. En 1904 publicó el ensayo político El movimiento nacional, en el que se pronuncia en favor de la independencia de su país. En 1910 apareció La ofrenda lírica, una de sus obras más conocidas.

A partir de 1912 recibió numerosas invitaciones para pronunciar conferencias en Europa, Estados Unidos y algunos países asiáticos, labor que le sirvió para acrecentar su prestigio. Durante la I Guerra Mundial, y al agudizarse la agitación en la India, tuvo que definir su postura política y adoptó una postura pacifista exenta de nacionalismo. En sus últimos años se dedicó casi por completo a la administración de su centro de estudios, que a fines de 1921 se convirtió en universidad internacional con el nombre de Visva Bharati, y fue declarado universidad estatal en 1951.

De su extensa producción literaria, cabe citar además los dramas Kacha y Devayani (1894), El cartero del rey (1913), Ciclo de la primavera (1916) y La máquina (1922); las novelas Gora (1910) y La casa y el mundo (1916); los poemarios La luna nueva (1913), El jardinero (1913) y La fugitiva (1918), y algunas colecciones de sus conferencias, como Sadhana (1912) y La religión del hombre (1930). Recibió el premio Nobel de literatura en 1913.

Fuente:

Biografiasyvidas.com

* * *

Rabindranath Tagore por Gilmar Fraga

Rabindranath Tagore
por Gilmar Fraga

* * *

Poemas de
Rabindranath Tagore

El discípulo

Tu lenguaje, Señor, es muy sencillo,
mas no así el de tus discípulos
que hablan en tu nombre.
Yo comprendo la voz de tus alas
y el silencio de tus árboles.

Comprendo la escritura de tus estrellas
con que nos explicas el cielo.
Comprendo la líquida redacción de tus ríos
y el idioma soñador del humo,
en donde se evaporan
los sueños de los hombres.

Yo entiendo, Señor, tu mundo,
que la luz nos describe cada día
con su tenue voz.

Y beso en la luz la orilla de tu manto.
El viento pasa enumerando
tus flores y tus piedras.

Y yo, de rodillas,
te toco en la piedra y en la flor.
A veces pego mi oído
al corazón de la noche
para oír el eco de tu corazón.

Tu lenguaje es sencillo, mas no así
el de tus discípulos que hablan en tu nombre.
Pero yo te comprendo, Señor.

* * *

Soledad

Sentado en la puerta de mi cabaña
canto en voz baja.

La mañana, a mis pies,
me mira con sus puros ojos de doncella.
Por el camino ríen y cantan los enamorados.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Sentado a la puerta de mi cabaña
sueño las nubes.

El mediodía me contempla con sus quietos ojos.
En la floresta dorada se miran los amantes.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Sentado a la puerta de mi cabaña callo, nostálgico.
La tarde me mira con sus ojos de cervato.

Hacía el río, en la penumbra morada,
se esfuman las parejas.

¡Y nadie viene a acompañarme!

Sentado a la puerta de mi cabaña
suspiro y estoy triste.

La noche me mira con sus ojos estrellados.
En el aire cálido palpitan
besos y caricias.

¡Y nadie viene a acompañarme!

* * *

El último viaje

Sé que en la tarde de un día cualquiera
el sol me dirá su último adiós,
con su mano ya violeta,
desde el recodo de occidente.

Como siempre habré musitado una canción,
habré mirado una muchacha,
habré visto el cielo con nubes
a través del árbol que se asoma a mi ventana.

Los pastores tocarán sus flautas
a la sombra de las higueras,
los corderos triscarán en la verde ladera,
que cae suavemente hacía el río;
el humo subirá sobre la casa de mi vecino...

Y no sabré que es por última vez...

Pero te ruego, Señor: ¿podría saber antes de
abandonarla, por qué esta tierra me tuvo entre sus brazos?
Y, ¿qué me quiso decir la noche con sus estrellas?
Y mi corazón, ¿qué me quiso decir mi corazón?

Antes de partir, quiero demorarme un momento, con el pie
en el estribo, para acabar la melodía que vine a cantar.
¡Quiero que la lámpara esté encendida para ver tu rostro, Señor!
Y quiero un ramo de flores para llevártelo, Señor,
sencillamente.

Fuente:

Solidaridad.net

* * *

Rabindranath Tagore y Albert Einstein

Rabindranath Tagore
y Albert Einstein

Corporación Otraparte
© 2002
^