Corporación Otraparte

Presentación

Olvidado
viento de mar

—Diciembre 15 de 2016—

“Olvidado viento de mar” de Cecilia Taborda

* * *

Cecilia Taborda Echavarría (Santa Rosa de Osos, 1956) es poeta y gestora cultural. Sus textos han aparecido en revistas y publicaciones como Mascaluna, Rampa, periódico Órbita y Viguerías, entre otras. Cofundadora del programa radial “Encontrémonos” y coordinadora de la tertulia que con el mismo nombre se reúne en la sede alterna de la Casa de la Cultura de Envigado.

Presentación de la autora
por Pedro Arturo Estrada

* * *

Poemas de la intimidad, poemas del silencio quebrado de una mujer que mira desde la sombra un mundo huidizo como el amor que tanto nombra, como el instante del encuentro que siempre está evocando, como deseo que permanece deseo.

Olvidado viento de mar hace justicia a una larga espera, un sueño, una vida que se ha visto pasar morosamente recogida en la verdad de un alma, en la intensidad y el secreto como una rara flor en el jardín del tiempo.

Pedro Arturo Estrada

* * *

Cecilia Taborda Echavarría

Cecilia Taborda Echavarría

* * *

Tres poemas de
Cecilia Taborda E.

Hasta mañana

Llueve sin sombrilla
taladra en el tejado

Tiritan de pasión, el vino los aviva,
gimen escondidos desde la niebla

El amante alumbra la vereda
locos abrazados son gotas
él pulsa las cuerdas de sangre

Oyen las alas del sonido
viene un eco
desde la curva de san José:

Aznavour:
Era una flor la Bohemia.

* * *

Domingo

De ti nacían poemas
de caricias de sangre

Les diste lágrimas

Los vi de lejos en palabras vivas
amarrados a tu alma gitana
limpios de llantos y risas

poemas de manos y pies
de otras pieles
y la vida los aplaudió

En todos los actos del hombre
son silencio eterno
gritando poesía que desgarra
la tristeza de los años

pétalos sin musa y son versos
del poeta muerto.

* * *

Sola la fotografía

La casa sigue vacía

Enmudecido
el aire escapó bajo la puerta
empujó el día a la noche

No hay nada, ni nadie
el silencio es el maestro de los muros
todos miran la entrada
parece que aún viviera
no se desmorona todavía

No hay nada, nadie

Orgullosa espera a que todos
se hayan convencido
de que sigue sentada en el jardín

Las ventanas ya no vigilan
paradas esperan que corra la noticia
de que viven solas
huérfanas
oliendo a tiempo viejo

Hubo un tiempo que olía a afán
¿Volverá esa casa?

Se ha ido, tenía frío
La pintaremos

No te das cuenta de que está muerta
Muerta desde ese día en que no se la llevaron.

Fuente:

Taborda Echavarría, Cecilia. Olvidado viento de mar. Editorial Diamante Azul, Nueva York, 2016.

Corporación Otraparte
© 2002
^