Corporación Otraparte

Recital de Adviento

Presentación de Poética nº 8

Diciembre 11 de 2008

Revista Poética N° 8

* * *

Casa de Poesía Porfirio Barba Jacob

“Vengo a expresar mi desazón suprema y
a perpetuarla en la virtud del canto”.

Porfirio Barba Jacob

* * *

La Casa de Poesía Porfirio Barba Jacob realizará su especial Recital de Adviento en la Casa Museo Otraparte el jueves 11 de diciembre a las 7:00 p.m. El Recital de Adviento es la apertura al tiempo nuevo que abre generoso sus alas de renovación como señal de bienvenida al ser siempre distinto, abierto y amplio de espíritu contemplativo ante y para el mundo; es el tiempo de limpieza y preparación para el amor, la paz, la tolerancia y la fe, como las cuatro virtudes dignas de revisar en nuestra vida.

Para la Iglesia Católica el adviento (latín: adventus Redemptoris, “venida del Redentor”) es el primer periodo del año litúrgico cristiano, que consiste en un tiempo de preparación para la Navidad. Su duración es de 21 a 28 días, dado que se celebran los cuatro domingos más próximos a la festividad Navidad.

Marca el inicio del año litúrgico en todas las confesiones cristianas. Durante este periodo los feligreses se preparan para celebrar la conmemoración del nacimiento de Jesucristo y para renovar la esperanza en la segunda Venida de Cristo Jesús.

Durante el Adviento, se prepara en cada hogar (no sólo en la iglesia) una corona de flores, llamada Corona de Adviento con cuatro velas, una por cada domingo y cada una con su significado particular.

El recital de la Casa de Poesía contempla la lectura de poemas alusivos al tiempo de advenimiento, con una invitada especial, la poeta Teresa Alzate Sanders, de Cali:

Abre tus páginas de oro
           corazón

            alza la antorcha

orfebre de perdones
          deja tu luz
          besar cada mejilla

ser el pan
              vino
                    pez
en cada boca

la cornisa
de heridos ángeles

y oropéndolas.

Abre tus ojos
                corazón

vence al yugo
                de este cansancio
                y guerra.

* * *

Trémulo regocijo
intentar decir de TI
lo imposible de mi

cantar a dúo
este amable encuentro
en mi laberinto

donde un soplillo
corre de albas
y heliotropos.

pilar de regocijo
decir de TI
lo inasible por mí

escuchándonos
cuando cierro
el doliente abanico

invadida
de un frescor
inusitado.

sumiso respirar
de tus esferas
y jardines

hasta mi broche
a TI
prendido.

La segunda parte del acto estará dedicada a la presentación de la revista Poética Nº 8, editada por la Casa de Poesía Porfirio Barba Jacob como una edición que continúa el nuevo tiempo emprendido. Está dedicada a la Poética Onírica, con poemas de diferentes poetas de Colombia y del mundo; cuenta con un especial dossier que contiene textos alrededor del tema elegido para la presente edición.

* * *

Poética nº 8

“Poesía Onírica”

Revista de divulgación poética de la
Casa de Poesía Porfirio Barba Jacob

“QUIÉN NO TIENE SUEÑOS
NO TIENE MUCHO”

“La vida es sólo esto: un acto supremo, simple, puro, una emoción, un ímpetu y un ansia de ideal; fantasmas que su sombras dibujan sobre el muro; ensueños que florecen, valor, amor leal”.

Porfirio Barba Jacob

* * *

El sueño / Lo onírico

Compuertas oscuras del esforzado
vivir y el convulso escribir.

El espíritu es voluntarioso, pero la mente es sucia... Nunca te rías de los sueños de otros, la carne se consume a sí misma bajo cobertores de Sueño...

Ciénagas de maravilloso perfume aclaratorio de muchas sendas vitales, El Sueño, Lo Onírico, velos que circundan nuestro evolucionar, en todo caso aguas profundas (llamadas de gentil manera —para no alborotar demasiado la oculta llaga—, situándolas así en la pradera socializable, asimilable, de los conceptos y la comprensión: augurio, vigilia, lampo onírico de vida normal, subconsciente, hosca frontera subrreal, relámpago omnisciente que sacude nuestras columnas de recio rutinar, premonición, llanto de Tánatos, lenguaje de los dioses hecho letra menuda pero sibilante en la alcoba de los seres humanos, secreto a gritos que percude nuestro limpio y tibio transitar), de residual veneno imperioso cuyo fluir, dicen los entendidos en estas fluencias sicoanalíticas, es una vieja secuela de manifestaciones macbethianas lindantes con el denodado desear poder que a los humanos nos mimetiza, nerviotiza, y cuya memoria genética nadie, en ningún tiempo, en ninguna generación así sea tardía, elude; de tal manera que podemos decir de su cosmos sutil, furtivo, como lo han dicho tantos grandes auscultadores del profundo río de las secreteces humanas, o llamarlo más bien, de modo sencillo: voz humana que vibra balbuceante desde lo profundo subconsciente de todo aquello que nadie se atreve a decir a la luz del día de sí mismo, grito ominoso cuya cuerda dialogante pone en evidencia, inesperada siempre, o no tan inesperada, nuestras florestas íntimas; al final, cada quien sabe el perol de asfódelos en el que salsea sus carnes, su espíritu.

* * *

"Sabré el secreto" - Poema de William Ospina

Corporación Otraparte
© 2002
^