Corporación Otraparte

Lectura y Conversación

Taller Literario
Pluma Encendida

Escribir, pensar el mundo en
otros, una apuesta para vivir...

—Julio 6 de 2017—

Taller Literario Pluma Encendida - Foto © Earl

Foto © Earl

* * *

Vigas de escritura contra el viento del olvido, a fin de resucitar la realidad espejeante, invisible casi, dormida siempre, de la palabra literaria envigadeña.

* * *

El Taller Literario Pluma Encendida fue creado en 2002 con el fin de propalar y propagar incendios verbales. Abierto al público en general, el grupo se reúne semanalmente en la Casa de la Cultura de Envigado para expandir íntimos y expresivos manteles hacia las posibilidades del lenguaje en las praderas de la expresión literaria. Las sesiones se dedican a una implementación teórico-práctica en cuanto al uso de la palabra y su proyección estética, principalmente por medio de poemas, cuentos y ensayos.

Édgar Trejos Velásquez (Riosucio, Caldas) es escritor, poeta, gestor cultural y promotor de lectura. Ha publicado los libros “La casa del frío” (poesía), “Alas para la noche” (poesía), “Fogatas para una infancia feliz” (poemas infantiles), “Canción de los telegramas” (cuentos infantiles) y “Sueño para olvidar” (cuentos). Es integrante de la Casa de Poesía Porfirio Barba Jacob, miembro del comité de redacción de la revista literaria “Árcades” de San Antonio de Prado, miembro activo de la Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa Relata, director del Taller Literario Pluma Encendida de Envigado y coordinador del Capítulo Literario Envigado - Itagüí del Parlamento Internacional de Escritores de Cartagena.

Lectura de Diego Alejandro Sánchez, Helena Restrepo Vélez, Iván Granados, José David Tabares, Luis Carlos Sinitavé, Xiomara Foronda y Édgar Trejos (director).

plumaencendida@gmail.com

Relata - Red Nacional de Escritura Creativa

* * *

Taller Literario Pluma Encendida

Taller Literario Pluma Encendida

Taller Literario Pluma Encendida

* * *

Tres poemas de
Pluma Encendida

Renuncia

Adriana Milena Rúa Cadavid

Me agota el abrirme, el cerrarme,
el no poder dejarme.

Pesa el nombre, la raza, el oficio.
Pesan los pensamientos y las palabras.

Tomo voz y digo:
Quiero terminar esta relación;
parto y en la marcha estoy conmigo.

* * *

Hembra

Helena Restrepo Vélez

Mi cuerpo grita que soy hembra...
Es simple
hembra frente al espejo
hembra que se lava los dientes
hembra que hace pipí
hembra sin competencia
no competimos entre nosotras
cada una tiene lo suyo.
Hembra, humano femenino - nombres!
Nada importante es definible.

* * *

Humo rojo

Édgar Trejos

Leer
dunas del mundo de los hombres
no es más —recógete entre tus tibias cortinas—
que recuperar el viejo arte de esquivar ortigas,
explayarte para un beso inolvidable
en hondos cuadernos de insomnes estrellas
abismando mapas del día en entrañables arenas:
abandonas tu espíritu al viento de lejanas sagas
hasta ver, hasta sentir aproximarse —ensoñada—
escoltada por dedos de niebla que se esfuman
las alas puras de tu alma encantada
—una mirada fresca que indaga
ajena a los estragos del tiempo,
a salvo en algún lugar del mundo,
aferrada a páginas que reclaman tu hálito—.
Los libros, esos solemnes sosegados viajeros,
curiosos óleos de iridiscentes caminos,
auguran un vuelo profundo, díscolos laberintos,
y en silencio nos hablan
de la belleza que vendrá a nuestro cuarto
mientras hinca el olvido su bandera en otros cielos.
Arrojado en ansiedad con todos tus ajuares íntimos,
liberado de acosos de la vida próxima
sabiendo cercano el sol de las palabras
buscas iluminar inesperadas sendas del ser
para cruzar airoso las tierras de misterio
de las grandes preguntas que atenúen el fuego
que alivien el fragor del viento
la necesidad de saber que aflige tu ventana.
No te sorprenderán no, nunca más
tediosos pasos de muerte
ni cegará el alba de tu corazón
ninguna sombra aleve.
Un humo rojo amado que levante tu voz
por sobre riscos de mentira y letargo
esperas para siempre;
un abrazo de cimas de increíble roce
insistiendo terco con las aldabas del verbo
para fundar otras mañanas apacibles
de una patria propia donde vivirán
nacerán a diario tus sueños...

Ese destino espera tu risa
para forjar tus cercas con un nuevo ropaje
contra el invierno.

Fuente:

Comunicación personal. Taller Literario Pluma Encendida, 2017.

Corporación Otraparte
© 2002
^