Corporación Otraparte

Lectura y Conversación

Yenny León

Mayo 3 de 2012

Yenny León

* * *

Yenny León (Medellín, 1987) es estudiante de décimo semestre del pregrado en Letras: Filología Hispánica en la Universidad de Antioquia. Obtuvo el I Premio de Poesía Joven Ciudad de Medellín (convocado por la revista Prometeo y el Festival Internacional de Poesía de Medellín) con su poemario “Tríptico” y el I Premio Nacional de Poesía Joven Andrés Barbosa Vivas con su poema “Mujer de agua”. Varios de sus escritos han sido publicados en revistas tales como Prometeo, Contestarte y La Otra, así como en la antología poética “El crepúsculo de la palabra”.

Presentación de la autora
por Luis Arturo Restrepo

* * *

Algunas veces, solemos asistir al nacimiento de un río cuyas aguas tranquilas ya revelan el tejido de lo que será su violento torrente; de vez en cuando, en el origen de la lluvia vaticinamos los árboles rotos que nos dejará la tormenta; sólo en ciertas ocasiones, sentimos en la madeja y el hilo que se pierde en el cielo la soledad de una nube.

Son estas sensaciones las que recogemos al leer los poemas de la joven Yenny León. En su escritura se revela la metáfora como un espejismo táctil y corpóreo, sus imágenes son la extrañeza de las cosas naturales, la piel de la cigarra, el alma de la hoja.

La raíz invertida

* * *

Tres poemas
de Yenny León

Más allá del sol

A Herminia, In memoriam

Quizá como la muerte en los labios
la caverna se detenga

Tal vez la noche se carbonice entre tus dedos
como quien descubre en su consumación
la ventana abierta
por donde cruzan las huellas

No sé quién te ha atado en el pecho
un campanario de cenizas
ni cómo mis cabellos
están hechos de ti

Hoy te reconoce la lluvia
junto a la belleza lenta del árbol
te escoge la hoja
al convertirte en su otra mitad

se disuelve tu cuerpo en el aire
para nacer más allá del sol

* * *

Sylvia

El no ser perfecta, me hiere.
Sylvia Plath

Sé que a veces no soy sólida
soy sólo el negativo de una ola
un hueco sin sombra que olvidó
el lenguaje de la espera

A veces salgo de casa
con la impresión de que
soy pluma en caída
un suspiro de rama seca
en la boca de otro
que me piensa

A veces me hundo en cobijas de humo
creadas por mí
 para sanar en secreto las llagas
de una vida sin ofrendas ni santuarios

Suelo sentarme
en los umbrales de las puertas
para habitar el límite exacto
entre lo hallado y lo perdido

Hoy amanecí con los labios blancos
de tanto robarle horas al aire

Sabiduría gitana del errante
me abrasa la inmortalidad ardiente
mil manos para un nuevo comienzo

* * *

La isla

Naciste para vivir en una isla.
Octavio Paz

Una y otra vez
el estanque gotea sobre sí mismo

Recorro los astros sepultados en mi pecho
soles que derraman sombras
sobre los ojos

Mientras penetro el infinito
que me mira desde adentro
la isla me inventa un cuerpo de alas
para remontar las raíces del crepúsculo

Rápidas voces navegan
esta fiebre por juntar orillas

Mas el día quema
mi manantial de cuerpos
me reduce a una ola de plumas
me sabe a escombros

Como arruga de árbol
el ocaso nunca sabrá
que lo escuchaba

Fuente:

Comunicación personal.

Corporación Otraparte
© 2002
^