Corporación Otraparte
Boletín Informativo n.º 3
Junio 30 de 2016

Relatando

Red de Escritura Creativa Relata / Ministerio de Cultura de Colombia

* * *

Ministerio de Cultura de Colombia / Leer es mi cuento

Corporación Otraparte

* * *

Editorial

El concurso de piezas literarias de Relata premiará un segundo lugar en la modalidad de cuento

Atendiendo la solicitud de varios asistentes a los talleres adscritos a Relata en todo el país, la Coordinación del Grupo de Literatura y Libro tomó la decisión de aumentar la bolsa de premios del concurso, estimulando esta vez un segundo lugar en la modalidad de cuento dada la gran cantidad de piezas literarias que se reciben en este género, que por lo demás ha sido el fuerte de la red.

El reconocimiento para el segundo lugar tendrá una bolsa de $2’000.000.oo (dos millones de pesos) y permitirá estimular y reconocer un cuento adicional entre los cientos que nos llegan de todo el país. “La calidad de los textos ha venido fortaleciéndose entre los participantes y queremos incentivar a más escritores de la red para que sigan creado”, comentó María Orlanda Aristizábal, Coordinadora del Grupo de Literatura y Libro.

Balance del concurso de piezas literarias Relata 2016

Agradecemos a los directores y asistentes a los talleres que participaron activamente en el concurso de piezas literarias Relata. A continuación relacionamos los resultados generales de la convocatoria:

Balance del concurso de piezas literarias Relata 2016

R/das: Recibidas; R/zadas: Rechazadas;
Asist/s: Asistentes; Dir/s: Directores

Si desea conocer más detalles sobre la convocatoria y el estado de su propuesta, puede enviar un mensaje al correo:

mjserrano@mincultura.gov.co

Nuestro boletín ya tiene nombre

Así quedaron las votaciones para el concurso de nombre que hicimos internamente para nuestro boletín:

Nombre propuesto Cantidad de votos
Relatando 46
Relata 23
Letra Viva 12
Ven a Contarnos 12
Enredados 8

Nuestro boletín se llama Relatando y agradecemos a todos nuestros lectores por compartir sus propuestas. Envíenos sus opiniones al correo:

redrelata@mincultura.gov.co

* * *

NotiRelata

Inició taller virtual de cuento de Relata con 105 beneficiados

Interfaz de acceso a los talleres virtuales en http://relatavirtual.mincultura.gov.co/

Interfaz de acceso a los talleres virtuales
en Relatavirtual.mincultura.gov.co

El Grupo de Literatura y Libro de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura inició el taller virtual “¿Cómo escribir mi primer cuento?”, diseñado por el escritor Alberto Rodríguez y dirigido a personas mayores de edad del país y el exterior que no tienen acceso a los talleres presenciales adscritos a Relata.

Inicialmente se ofrecieron 20 cupos, pero debido a que la demanda superó todo lo previsto con 686 aspirantes inscritos, el Ministerio de Cultura amplió su oferta atendiendo a otros tres grupos de 35 personas.

El equipo de Relata Virtual está conformado por los profesores Alberto Rodríguez, creador del curso y tutor; Antonio Silvera, tutor; Sebastián Gónima en la asistencia técnica y Víctor Manuel Mejía en la coordinación general.

Directora del grupo literario “Manuel Zapata Olivella” en Argentina gracias al apoyo de Mincultura

La poeta Irina Alejandra Henríquez Vergara, directora del grupo literario “Manuel Zapata Olivella” de Montería, adscrito a Relata, participó entre el 13 y el 17 de junio, con el apoyo del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura y la Universidad de Córdoba, en el IV Festival Internacional VaPoesía Argentina al lado de poetas de Cuba, El Salvador y Argentina, entre otros países.

Irina Alejandra Henríquez Vergara, directora del grupo literario “Manuel Zapata Olivella” de Montería

Lectura de poemas junto con María del Carmen Colombo de Argentina y Otoniel Guevara de El Salvador.

Irina Alejandra Henríquez Vergara, directora del grupo literario “Manuel Zapata Olivella” de Montería

En la foto: Nara Mansur Cao de Cuba, Otoniel Guevara de El Salvador, Karolina Urbano de Colombia, Balam Rodrigo de México, Irina Henríquez de Colombia y Jorge Paolantonio de Argentina.

Taller Maniguaje de Florencia cumple diez años

El taller Maniguaje, dirigido por el doctor en Literatura, escritor y poeta Hermínsul Jiménez, y que cuenta con el apoyo de la Universidad de la Amazonía, cumplió diez años de actividades. Se trata de uno de los talleres más antiguos de la red y que formó parte del grupo de los primeros 11 talleres fundadores de Relata.

Hermínsul Jiménez, director del taller Maniguaje. Fotografía Milton Ramírez / Ministerio de Cultura.

Hermínsul Jiménez, director del taller Maniguaje. Fotografía Milton Ramírez / Ministerio de Cultura.

Maniguaje ha sido un semillero de escritores representativo en la región de la Orinoquía colombiana. Ha editado diferentes antologías de poesía y cuento, ha tenido participaciones muy significativas en las publicaciones y proyectos de Relata, siendo un referente muy importante para el trabajo literario en esta importante región del país, y ha contado desde sus inicios con el apoyo de la Agencia Cultural del Banco de la República de Florencia, Caquetá.

Cuéntenos sobre su visita de escritor

Invitamos a todos los lectores de Relatando, directores, asistentes y patrocinadores de Relata, para que nos remitan fotografías, opiniones y notas sobre la visita de escritor que recibió su taller. Este material lo publicaremos en una edición especial donde cubriremos los detalles de esta importante actividad.

Visitas de escritor del mes de junio de 2016

Mes Invitado Taller y fecha de visita
Junio Nelson Romero “La Poesía es un viaje”. Junio 17 y 18. Sábados, 9:00 a.m.
Junio Carolina Sanín “Taller de cuento Ciudad de Bogotá”. Sábado 4 de junio, 9:00 a.m. Gimnasio Moderno, Salón de Cristal.
Junio Lucía Estrada “Taller Permanente de Escritores Guaviari”. Sábado 4 y domingo 5 de junio, 2:00 p.m.
Junio Johanna Rozo “Plumaencendida”. Martes 7 de junio, 6:00 p.m. Casa de la Cultura de Envigado.
Junio John Jairo Junieles “Maskeletras”. Jueves 16 de junio, 4:30 p.m. Universidad del Atlántico, salón G501.

Sesión conjunta talleres de Cota y Chía

Los talleres “La tinaja de historias” de Chía y “Voces del Majuy” de Cota realizaron una reunión conjunta de trabajo en la Biblioteca Municipal de Cota.

Los talleres “La tinaja de historias” de Chía y “Voces del Majuy” de Cota realizaron una reunión conjunta de trabajo en la Biblioteca Municipal de Cota el sábado 18 de junio, encuentro donde se compartieron experiencias y metodologías de ambos talleres. La actividad resultó muy positiva como socialización de los estudiantes y como intercambio de conocimientos.

El Colegio, Cundinamarca, se unió a la campaña “Leer es mi cuento en vacaciones”

La Secretaría de Turismo, Educación y Cultura de la Alcaldía Municipal de El Colegio, Cundinamarca, se unió a la campaña “Leer es mi cuento en vacaciones”, organizada por la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura.

Actividades realizadas con niños y jóvenes en la Biblioteca Municipal Hernando López Rodríguez.

Actividades realizadas con niños y jóvenes en la Biblioteca Municipal Hernando López Rodríguez.

La Alcaldía organizó actividades con niños y jóvenes alrededor de los libros de la Colección Leer es mi cuento. Durante el ejercicio fueron beneficiados más de 200 estudiantes de entre 6 y 12 años. El regreso de las actividades culturales al Municipio forma parte de la estrategia de la Administración Municipal para recuperar la cultura y la educación en beneficio de los colegiunos.

Taller de Escritores Urabá Escribe se inspira en la naturaleza

El Taller de Escritores Urabá Escribe, dirigido por el escritor José Danis Morelos, envía de manera frecuente registro de sus actividades, en donde además de cubrir sus ciclos formativos en los géneros de cuento y poesía, remite unas increíbles fotografías de sus múltiples recitales y lecturas en las que se hace un verdadero homenaje a la naturaleza viva de la región. Es común ver al grupo abrazando los árboles y dedicando sus versos al espíritu de la manigua. Se trata sin duda de uno de los talleres más activos y entusiastas de Relata.

Taller de Escritores Uraba Escribe se inspira en la naturaleza

Taller de Escritores Uraba Escribe se inspira en la naturaleza

Taller de Escritores Uraba Escribe se inspira en la naturaleza

Fotografías del taller de
escritores Urabá Escribe

Becas de circulación internacional para creadores, investigadores y emprendedores del área de literatura

Tercer ciclo (eventos entre el 1.º de noviembre al 15 de diciembre de 2016): cierre 20 de septiembre.

Puede descargar toda la información de la convocatoria aquí.

* * *

Entrevista con
Santiago Gamboa

Santiago Gamboa / Foto Milton Ramírez - Ministerio de Cultura

Fotos: Milton Ramírez
Ministerio de Cultura

Entrevista realizada para la nueva revista literaria Cuatroletras de Florencia, Caquetá, dirigida por Hermínsul Jiménez Mahecha, director del taller Maniguaje. La entrevista se publica con permiso del autor.

Por Ramiro Octavio Saldaña Fonseca *

Cuando llegué al hotel y pregunté por el escritor Santiago Gamboa, la recepcionista me contestó: “¿Quién?”. Santiago Gamboa, señorita, el escritor bogotano que vino a Florencia a la Feria del Libro (la cuarta versión, convocada por la Asociación de Libreros de Colombia), le contesté un tanto ofuscado. “Ah, sí, señor, espere un momento”, respondió ella mientras levantaba la bocina de un teléfono y hablaba con alguien. “¿Que de parte de quién?”, me preguntó ella. Por favor dígale que soy Ramiro Octavio y que hablé con él ayer para una entrevista, le respondí un poco más calmado. En efecto, el día anterior yo había hablado con él luego de asistir a su conferencia en la Biblioteca del Banco de la República y pedirle que me autografiara Los impostores, una novela detectivesca (o algo así) que había leído varios años atrás cuando jamás me imaginé verlo en carne y hueso (más carne que hueso) por estos húmedos parajes. “Sí señor, que por favor suba y lo espere en el bar, que él ya baja”, me despachó la recepcionista con una amistosa sonrisa.

Subí al bar del hotel, me senté junto a la barra y pedí una cerveza. El calor era insoportable. Gamboa, por su parte, demoró unos diez minutos en bajar: cuando por fin llegó, nos saludamos de mano y noté que estaba apresurado. “Qué calor el que hace aquí”, atinó a decirme mientras se sentaba frente a mí.

Recuerdo que sudaba de forma copiosa, como sudan la mayoría de los visitantes que pisan por primera vez esta tierra. ¿Desea tomar algo: agua, cerveza...?, le pregunté mientras sacaba de mi pantalón una pequeña grabadora para la entrevista. “Un tinto está bien, gracias; además no tengo mucho tiempo”, me contestó mientras limpiaba el sudor de su frente con un pañuelo no muy blanco. Maestro, para bajar la temperatura le recomiendo mejor una cerveza bien fría, le dije a la vez que le hacía una seña al barman. “No, mejor tomo agua, gracias”, sugirió Gamboa. Sin remedio, tuve que cambiar la orden: para mí una cerveza y para el entrevistado una botella de agua.

¿En cuál de sus obras ha logrado plasmar con mayor énfasis su estilo propio y por qué?

Más que en una sola obra específica, en mis libros hay como una especie de cambio. Mis primeras novelas fueron más narrativas, más argumentales. Sobre todo a partir de mi segunda novela que es de aventuras, por decirlo de alguna manera, y que se titula Perder es cuestión de método. Después vino Vida feliz de un joven llamado Esteban y luego Los impostores, que son como novelas en donde las historias y los argumentos predominan un poco sobre las otras consideraciones. Son libros además como muy joviales. Son libros con una mirada, pues, como muy luminosa sobre la vida, sobre el mundo. Ya después, a partir de mi novela El Síndrome de Ulises, es en donde yo empiezo a tratar otros temas; digamos que el panorama se empieza un poquito a oscurecer; es decir, ya son libros un poco más melancólicos, pero también más reflexivos. Ya las historias en sí mismas no son tan importantes y empiezan a ser más importantes los personajes, sus contradicciones, las cosas que llevan por dentro; y eso es un poco lo que para mí es casi como una trilogía: que es El Síndrome de Ulises, Necrópolis y Plegarias nocturnas.

En su taller de lectura y escritura, usted dice enfáticamente que no es un hombre creyente. ¿Por qué dice que no lo es?

Simplemente porque nunca he creído. Es la única respuesta. No he tenido nunca, ni por familia ni por mí mismo, esa tradición. Eso es algo que se aprende y se adquiere cuando niño.

Una vez, hace poco, en un viaje que hice a El Líbano (Medio Oriente) dije lo mismo. Me preguntaron que si yo era cristiano, y yo respondí que no, que yo era ateo. Entonces me preguntaron que si yo era ateo del cristianismo o ateo del islam (risas).

¿Qué otro vicio tiene aparte de la escritura?

La conversación, los viajes, la comida. Viajo mucho y me gusta mucho la comida. Lo malo es que eso se va notando cada vez más en la contextura física (ríe y se toma el estómago).

Usted pertenece a una generación muy importante de escritores colombianos. ¿Cómo ve las nuevas generaciones de escritores y cuál escritor nos recomienda de la actual generación?

Yo creo que la literatura colombiana tiene una continuidad muy grande. Mi generación ya es una generación que publicó sus libros hace veinte años y por lo tanto ya estamos un poco pasados del Ecuador y del horizonte. Ya empezamos a tener un poco el sol en la espalda. Ahora hay una generación muy interesante donde hay autores muy destacables como Juan Gabriel Vásquez, que son más jóvenes que los de mi generación.

También están escritores como Carolina Sanín, Juan Esteban Constain, Antonio Ungar y Antonio García. Es decir, es una generación muy rica, literariamente hablando. Después vienen unos más jóvenes, que están apenas llegando o por lo menos tan solo siendo conocidos por sus primeros libros. Tal es el caso de Juan Cárdenas. Yo creo, además, que el mundo literario de hoy es un mundo bastante golpeado un poco por las crisis del sector y entonces hay una especie de sensación apocalíptica de que todo esto se va a acabar, pero los jóvenes van a ser los que mejor van a poder interpretar ese cambio, usando las nuevas tecnologías para poder llegar sus escritos más rápidamente a los lectores.

Santiago Gamboa / Foto Milton Ramírez - Ministerio de Cultura

¿Cuál es su utopía?

Bueno, yo soy una persona muy poco creyente de las utopías. Conozco muchas culturas, he viajado mucho por todo el mundo, y he visto que en general las sociedades tienen tendencias a prolongar sus ideales. Sin embargo, esa fuerza que trata de mejorarlas no es superior al hecho de que se degraden, y esas dos fuerzas, por lo general, están siempre enfrentadas. Entonces yo pienso que, de todas maneras, en una sociedad donde la gente sea libre, donde la gente no sea indiferente, donde haya seguridad, salud y educación para todos, donde la cultura no sea un milagro sino un derecho, donde la gente joven tenga la posibilidad de seguir leyendo poesía, o de seguir escuchando música y no tenga que ir a la guerra, donde las enfermedades no nos golpeen de manera tan fuerte porque estamos protegidos por un buen sistema médico, donde no haya un centralismo tan grande y todas las regiones del país puedan de igual manera ser escuchadas, yo creo que eso lentamente se puede logar, pero, claro, aún estamos lejos.

A propósito que menciona usted “la posibilidad de seguir leyendo poesía”, ¿qué tal para la poesía?

Muy buen lector, pero absolutamente fuera de mi alcance. Yo creo que ser poeta es una cosa muy distinta a ser novelista; es como si uno comparara a un ajedrecista con un levantador de pesas. Es decir, son deportes, pero totalmente diferentes. La poesía para mi es inalcanzable, porque es realmente el gran arte. La novela es más como la clase obrera de la literatura; la poesía es más noble, es más arte. El poeta tiene la capacidad de encontrar significados en las palabras que nadie más tiene. Por eso yo pienso que es importante leer poesía para una persona que escribe de cualquier cosa, un periodista, un novelista, porque la poesía es la que nos pone un poco como el tono; así no hagamos poesía, ella nos enseña a tener una música a la hora de escribir, así no sea poesía.

Y hablando de música y de paz, ¿qué opina de los diálogos en La Habana?

Yo soy un defensor de los diálogos. Yo creo que esta guerra que tenemos en Colombia es una guerra inútil, que no conduce a ninguna parte y ninguno de los dos bandos la puede ganar. Y las peores guerras son las guerras inútiles. Comprendo que hay un dolor y un deseo a veces de la sociedad de responder, de vengarse; eso es humano y es natural, pero en ese sentido estoy de acuerdo con el presidente Santos cuando dice que hay que ser fuerte y seguir adelante, porque si no seguimos adelante vamos a tener que seguir sufriendo hechos como estos toda la vida.

Muchas gracias, maestro, y bienvenido al Caquetá. Esperamos verlo muy pronto de nuevo.

Muchas gracias a Usted por la entrevista. Y los felicito porque tienen una tierra muy bella ¡Viven en el paraíso!

* Publicista, editor y estudiante de licenciatura en Lengua Castellana y Literatura.

* * *

Comité Editorial

María Orlanda Aristizábal
Coordinadora Grupo de Literatura

Víctor Manuel Mejía
Asesor Relata

Diseño:

Corporación Otraparte

Agradecimientos:

Banco de la República de Colombia

* * *

Este boletín es tuyo. Te invitamos a compartir con toda la red tus textos, notas, comentarios y fotografías al correo:

redrelata@mincultura.gov.co

Corporación Otraparte
© 2002
^