Corporación Otraparte
Desencuentros entre la Alcaldía de
Envigado y la Corporación Otraparte

Envigado no le
quita plata a Otraparte

A través de cartas masivas, entre otros recursos, se han evidenciado discordancias entre la Corporación Otraparte y la Alcaldía de Envigado que tienen su origen en la parte del presupuesto; sin embargo, ambas partes se muestran dispuestas a conciliar.

Mientras la Corporación Otraparte afirma que la Administración Municipal de Envigado redujo el presupuesto de $150 a $69 millones, el Alcalde afirma que esa cifra está de acuerdo con lo que se ha entregado en los últimos años e incluso está por encima.

Algunas cartas masivas, columnas de opinión e incluso un sitio web que invita a firmar para apoyar a la Corporación Otraparte han resonado en la ciudadanía durante los últimos días. En ellas esta institución cultural manifiesta su descontento frente al “incumplimiento de compromisos” por parte de la Administración Municipal de Envigado, mientras otros han hablado también de una presunta pérdida de la vocación cultural de esta Corporación.

Esta situación se desencadenó con una primera carta masiva enviada por la Corporación, en ella se dice que la Administración Municipal acordó firmar un convenio cultural en 2009 por valor de $150 millones para el funcionamiento y la proyección de la Casa Museo Otraparte y dicho compromiso fue aprobado y quedó registrado en el presupuesto impreso del Municipio. Sin embargo, se le informó a la Corporación Otraparte que el monto del convenio se reduciría a $69 millones.

En la carta la Corporación afirma ser conciente de que la Administración no puede sostener completamente a la entidad cultural pero también informa que el incumplimiento de los acuerdos de la Administración Municipal para el funcionamiento de los programas, actividades y sostenibilidad de la Casa Museo Otraparte pone en riesgo la continuidad y permanencia de uno de los actuales referentes culturales del Valle de Aburrá.

Y entre algunos de los argumentos que plantean para sentar una voz de protesta frente a esta situación, están: el trabajo continuo que ha realizado la entidad y la dinámica cultural que ha venido implementando, además afirman en un fragmento de la misiva que “para la Corporación Otraparte el acuerdo con la Administración fundamentó el plan de trabajo y la programación dirigida a nuestros usuarios y a la comunidad de Envigado. Teniendo como base presupuestal el convenio acordado, se levantó el presupuesto y el plan de gastos 2009, que ya está ejecutado en un cincuenta por ciento. (...) Confiando en la destinación presupuestal del Municipio de Envigado, y para cumplir con el Plan Operativo Anual, la Corporación Otraparte gestionó un préstamo con la esperanza de saldar esta obligación con los recursos prometidos por la Administración Municipal”.

Como respuesta a esta primera carta, personas que trabajan también en el campo de la cultura o que han tenido alguna relación con la labor desarrollada por Otraparte manifestaron su preocupación por “el incumplimiento de los acuerdos pactados entre la Administración Municipal de Envigado y la Corporación Otraparte, como miembros de un proyecto cultural que pretende aportar a la construcción de una región y una nación”.

Otras voces

Por su parte, el columnista Sergio Esteban Vélez de El Mundo, cuestionado por estas cartas masivas, afirma haber consultado fuentes cercanas a la Administración de Envigado y, con esa base aseveró en su artículo del miércoles pasado que no sólo hay un malestar frente a que esta Corporación ha perdido, en cierta medida, su vocación cultural, lo que se ve reflejado en lo que consideran han convertido en negocio cultural.

Además, en dicho artículo se cuestiona el sentido ético de la Corporación que parece más interesada en trabajar proyectos con otros municipios que en masificar la cultura en su comunidad circundante y a eso se suma una tendencia elitista en su labor.

Esta columna también tuvo eco entre algunas personas de la ciudad, conocedoras del hecho cultural, que por medio de misivas respaldaron la labor de la Administración y señalaron aspectos que le restan credibilidad a Otraparte como gestor cultural en el municipio de Envigado.

Responde la Administración

Sobre el tema el Alcalde de Envigado, José Diego Gallo, fue enfático en afirmar que “lo primero es dejar claro que no es que se le esté disminuyendo, lo que pasa es que en el 2006, por ejemplo, se les daba $50 millones en el año; en el 2007, casi $60 millones, en el 2008 les dimos $64 millones y ahora en el 2009 pretendemos darle $68 ó $69 millones. Lo que pasa es que ellos aspiran a $150 millones, es diferente.

Entonces no es que se les haya rebajado, antes cada año ha ido subiendo. Lo que sucedió es que en el presupuesto el año pasado, con total desconocimiento mío, ellos propusieron $150 millones y han expresado que si no se les dan $150 millones no reciben nada, pero ya están aprobados desde hace rato $68 millones que es muy superior a lo que se les ha dado los otros años. El inconveniente nace desde el momento en que ellos aspiran tener los $150 millones y hacen todas las cuentas con esa cifra”.

Afirma también el mandatario que la labor de esta Corporación merece un reconocimiento muy grande y afirma que si se tuviese el dinero que ellos aspiran, la Alcaldía gustosa se los otorgaría pero no se tiene, además argumenta que este año la Administración ha enfrentado a una situación económica difícil, lo que les sugiere prudencia en la distribución del dinero.

No obstante, José Diego Gallo manifestó el interés de su administración en la cultura y en conciliar con la Corporación para llegar un acuerdo mediante el cual se le pueda mejorar el recurso a esta entidad pero dejando claro que no es posible llegar a los $150 millones. Para el cierre de esta edición estaba planeada para las horas de la noche de ayer una reunión entre ambas partes para tal fin.

Críticas - Salpicada Alcaldía de Medellín

Algunas de las cartas, suscitadas por esta situación, lanzaron críticas a la Corporación e incluso a la Alcaldía de Medellín por el espacio que se le dará en la Fiesta del Libro y la Cultura, organizada por ambos entes, a los 50 años de la revolución cubana, entendida por algunos como la celebración del proceso revolucionario de Cuba, al respecto el Secretario de Cultura Ciudadana de Medellín, Luis Miguel Úsuga, afirmó que “nosotros en la Secretaría de Cultura apoyamos en general el trabajo cultural, ese trabajo cultural algunas veces tiene algún contenido político, de hecho en su esencia misma el trabajo cultural tiene un contenido político en la dimensión de cómo se visualiza el mundo, el trabajo cultural en general tiene una ética, asume una posición en la que propone qué es correcto y qué es incorrecto”.

Además agregó que “el título de la Fiesta del Libro no va a ser la celebración de la revolución cubana, entre 40 invitados internacionales vamos a tener 4 cubanos que además representan las dos posiciones que se viven allá. Bajo ninguna circunstancia nosotros estamos celebrando la revolución, nosotros no somos quienes para hacerlo. Nosotros lo que estamos haciendo es propiciando un espacio en el que se discuta, ni siquiera sobre la política, sino sobre el arte y la literatura”.

Fuente:

El Mundo, viernes 19 de junio de 2009, Sección La Metro / La Movida.

Corporación Otraparte
© 2002
^