Corporación Otraparte

¿Qué sabes tú de Otraparte?

Por Diego Aristizábal

Fue en 2002 cuando el hijo menor de Fernando González, Simón, le dijo a El Colombiano, recordando a su padre, que él soñaba con Otraparte como una escuelita de solitarios, porque “sólo cuando uno se siente solo vive y tiene fuerzas para dar”.

Bajo esa premisa la Corporación Fernando González - Otraparte ha crecido y hoy, siete años después, han sido muchos los solitarios de todas las edades que se han acercado para conocer el legado espiritual y filosófico del maestro.

Los mismos solos que en los últimos días han manifestado su apoyo a Otraparte a raíz de la situación que suscitó el hecho de que el Municipio de Envigado redujera el presupuesto aprobado a la Corporación para 2009 y que continuó cuando la Administración “respaldó” la columna de opinión “Traición a Fernando González” (El Mundo, 17 de junio).

A raíz de eso, el Concejo de Envigado invitó a la gente de Otraparte a debatir la situación y en el encuentro se aclararon varias cosas, entre ellas, que la Alcaldía de Envigado reconoce que fue un error enviar dicha columna como si fuera oficial y se demostró que no está mal tener contratos, por ejemplo, con la Alcaldía de Medellín, porque esa es una forma de darle proyección a Otraparte y más cuando los recursos de esos contratos se invierten en Envigado en la proyección de cine gratis para niños y adultos, en actividades en la cárcel del municipio, en asilos y en la difusión del legado de Fernando González que miles de personas de todo el mundo conocen a través de la página web o en la misma casa-museo sin importar el estrato.

Otraparte apoya a la Alcaldía y la Alcaldía apoya a Otraparte, fue la conclusión a pesar de todo.

Por último, me parece absurdo el “horror” que generó en algunas personas el hecho de que la gente de Otraparte integre el equipo organizador de “¿Qué tú sabes de Cuba? 50 años de una revolución solidaria”, que organizan este año varias entidades de Medellín, y que según leo en el plegable promocional, quieren “hacer una reflexión de la Revolución Cubana y sus aportes al desarrollo cultural y artístico de Colombia y América Latina”, no una apología ni un “tributo” a la dictadura de Fidel Castro como se ha malinterpretado.

Olvidan quienes acusan, que el año pasado los mismos que hoy “apoyan la revolución” hicieron parte de la organización de la Fiesta del Libro y la Cultura para celebrar los 150 años del nacimiento de Tomás Carrasquilla donde estuvo el “peligroso” poeta Premio Nobel de Literatura, Wole Soyinka, negro además, y que con seguridad si el próximo año se hace algo, qué sé yo, sobre la Guerra de los Mil Días o sobre el Opus Dei, ahí estará Otraparte, si se lo permiten, porque, repito: “sólo cuando uno se siente solo vive y tiene fuerzas para dar” y Otraparte durante sus primeros años caminó sola mientras reunió fuerzas para reflexionar.

Ahora les pregunto a quienes acusan: ¿Qué tú sabes de Otraparte? Por lo visto muy poco.

Fuente:

El Colombiano, jueves 25 de junio de 2009.

Corporación Otraparte
© 2002
^