Corporación Otraparte

Otraparte: diez años
de un legado cultural

Por Redacción Órbita

La casa donde habitó en su desnudez vital el maestro Fernando González, la casa donde pensó y escribió, soñó e indagó el destino del hombre y su devenir cotidiano, social, metafísico y espiritual, la casa donde finalmente, aquel 16 de febrero de 1964 se acostó para seguir viajando a otros mundos, acoge ahora, y especialmente desde el año 2002, los pasos del visitante sin restricciones, y sigue abriendo sus puertas siempre con generosidad a todo aquel que llega allí para descubrir o redescubrir esa presencia suya, tutelar, no sólo entre las mismas paredes que él habitó, sino entre sus objetos más personales: su máquina de escribir, el taburetico que solía usar para hacerlo, la gran mesa de madera antigua que le regaló su suegro, el presidente Carlos E. Restrepo, los libros de su biblioteca, sus libretas, fotografías y recortes.

Esta hermosa y acogedora herencia arquitectónica y cultural de los envigadeños, sede de la Corporación Otraparte, festejó el pasado mes de abril diez años de funcionamiento continuo, con una programación sobria pero muy significativa donde la familia del maestro cedió los derechos de autor a la corporación, en cabeza de Gustavo Restrepo, su director. Él, un enamorado de la obra y la vida de Fernando González, junto a Sergio Restrepo, gestor y compañero de luchas permanentes en este sueño realizado, miran con optimismo los proyectos que en la actualidad están ya en marcha para ampliar y mejorar la oferta de servicios culturales que no sólo para Envigado sino para el área metropolitana, Antioquia y el país seguirá prestando la casa museo, proyectos como el gran parque cultural que muy pronto disfrutará la comunidad, así como el incremento y creación de otros servicios.

Precisamente el acompañamiento de un público heterogéneo y amplio es prenda de garantía en el desarrollo de las múltiples actividades que se realizan constantemente: talleres literarios, conferencias, ciclos de cine para adultos y niños, encuentros de música, presentaciones de libros, etc., que se cumplen sin pausa a lo largo de cada mes, dentro y fuera de la casa museo. Niños, jóvenes y adultos han hecho de ella un querido espacio de encuentro y de inspiración innegable. Los archivos de toda esta labor desarrollada durante estos años pueden consultarse en detalle dentro de la página misma dedicada al maestro, accesible desde cualquier parte del mundo: Otraparte.org

A pocos pasos de la casa como tal, el visitante encuentra, además, un agradable café/ librería con una de las más selectas ofertas editoriales del país. Allí la tertulia es habitual y puede disfrutarse, aparte de la buena conversación, los libros y la música, un buen vino, un capuchino, un cóctel o un helado con nombres sugestivos que hacen honor a la obra de Fernando González.

Desde Órbita queremos felicitar a la Corporación Otraparte por su feliz efemérides, y desearle de corazón todo lo mejor en su valiosa labor cultural. Que la casa museo permanezca siempre tan bella y tan querida entre nosotros y que por sus corredores todos los días sigamos presintiendo la sombra tutelar del maestro recordándonos su compromiso con la verdad, con la autenticidad, con la palabra libre y reveladora.

Fuente:

Órbita - El periódico del sur del Valle de Aburrá, año 13, edición nº 134, mayo de 2012, p. 7.

Corporación Otraparte
© 2002
^