Corporación Otraparte

Parque Cultural Otraparte,
a sólo un documento

Para el inicio de obras del Parque Cultural Otraparte, la finca en que vivió Fernando González, sólo falta que la Anla apruebe la licencia ambiental. El objetivo es construir una biblioteca y un auditorio anexos a la Casa Museo.

Por Adrián Marcelo Buitrago Gallego

“Fernando González tiene cada día más lectores”, apuntó Gustavo Restrepo, director general de la Corporación Otraparte: “A pesar de que publicó su primer libro en 1916, él tenía la certeza de escribir para el futuro”.

Por esta vigencia de la obra de Fernando González, según indicó Restrepo, nació la idea del Parque Cultural Otraparte, un proyecto tan antiguo como la Corporación Otraparte, que inició su labor en 2002.

“El proyecto responde a un interés por la obra de Fernando González. No es nuevo, ya existen los diseños, ya se sabe dónde va a ser”, agregó el director de la Corporación, quien explicó que, donde actualmente está el parqueadero, quedarán la biblioteca, el auditorio y las oficinas.

Y es que esta finca fue construida para ser un espacio familiar, según explicó Restrepo, la casa no es el escenario apropiado para cumplir las funciones de auditorio.

Otraparte, entre la Casa Museo y el Café, recibe anualmente 166.875 visitantes. Una afluencia masiva si se compara con otros espacios culturales de Envigado como la Biblioteca Débora Arango, que recibe un promedio de 59.366 visitantes anuales.

Precisamente por este número de visitantes, el espacio actual se ha quedado pequeño, según manifestó Restrepo, lo que hace necesario nuevos espacios adecuados para tal demanda.

Tras 15 años de gestión, “hoy estamos en un punto en que solamente falta un documento para que el municipio de Envigado pueda licitar, ya está casi listo, es una licencia ambiental que otorga la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla), porque como el Área Metropolitana da recursos al proyecto no puede dar la licencia”, precisó Restrepo.

El director agregó que la Anla ya realizó las visitas correspondientes, por lo que esperan tenerla pronto, “ya con ese documento el alcalde puede licitar y en cuestión de dos meses habrá un constructor que pueda empezar la obra. Yo calculo que iniciaría el segundo semestre de 2017. Supongo que la construcción duraría poco más de un año”.

La inversión es de cerca de 9.000 millones de pesos y la financiación la realizarán el municipio de Envigado y el Área Metropolitana por partes iguales.

Según dijo, la participación de la administración local de Envigado ha sido fundamental en este proceso cultural y social. “En estos quince años hubo tres administraciones de Héctor Londoño y él ha sido abanderado del proyecto; el alcalde actual, Raúl Cardona, ha continuado el proyecto”, explicó el director.

Diego Fernando Echavarría, secretario de Educación y Cultura de Envigado, destacó que la Casa Museo Otraparte “tradicionalmente ha trabajado muy bien” y agregó que el proyecto “le va a dar otra dimensión y una transformación a la ciudad”, integrándose con otros espacios culturales que existen actualmente y que están proyectados a futuro.

La Corporación surge para impulsar el proyecto

La labor de la Corporación, desde sus inicios, incluye promover el proyecto de construir el Parque Cultural, así como la realización semanal de conferencias y actos culturales.

“Los hijos de Fernando González consideraban que todo este espacio debería ser un parque cultural y que debería tener un auditorio. Incluso desde antes de existir la Corporación ya existía un prediseño”, indicó Restrepo.

Esta entidad nació en abril de 2002 por iniciativa de Simón González, hijo menor del maestro, quien tuvo la idea de reabrir Otraparte como casa museo, puesto que durante varios años su funcionamiento no fue constante.

El proyecto está sustentado en la ley 1068 de 29 de julio de 2006: “Por la cual la Nación exalta la memoria, vida y obra del filósofo antioqueño Fernando González y se declara como bien de interés público y cultural de la Nación la Casa Museo que lleva su nombre en el municipio de Envigado, Antioquia”.

Mediante aquella ley, el Congreso declaró la Casa Museo como Bien Cultural de Interés Público de la Nación y autorizó no solamente al Gobierno nacional para incluir las partidas presupuéstales que permitan contribuir a la financiación del Parque Cultural Otraparte y su la conservación, sino a la Asamblea Departamental de Antioquia y al Concejo Municipal de Envigado para trasladar el monto de los recaudos que se obtengan con la estampilla Procultura.

Dudas y aprobación de la comunidad

Respecto a la oposición al proyecto, ya sea por lo ambiental (hay que talar algunos árboles que están en el parqueadero) o por lo arquitectónico, Restrepo afirmó que “no ha habido oposición, han surgido preguntas, preocupaciones y dudas al respecto”. Y agregó que los usuarios han manifestado interés y aceptación por las obras.

Jhon Uribe, de 66 años, alumno de Fernando González y visitante asiduo de la Casa Museo, señaló que está de acuerdo con el proyecto, “eso sí, que no tumben la naturaleza. Cada día viene más gente, hay que ampliarlo por la juventud”. Él recordó que el maestro fue “mi profesor y los hijos fueron amigos míos. Yo jugaba de niño en Otraparte, me encanta la naturaleza y venir a tomar tinto”.

“Ahora vengo por la soledad, también vengo a cine, a conferencias. Los visitantes asiduos de la Casa Museo son principalmente personas mayores, jóvenes poco, ellos van más al Café, no vienen a leer a Fernando González”, apuntó Uribe.

Precisamente para incentivar la lectura de su obra es este proyecto. Y es que, como dijo alguna vez Gonzalo Arango, “la deuda que Colombia tiene con él nunca será cancelada, mientras su pensamiento no haya sido totalmente integrado al alma viva de la nacionalidad”.

Fuente:

Buitrato Gallego, Adrián Marcelo. “Parque Cultural Otraparte, a sólo un documento”. Periódico El Mundo, lunes 3 de julio de 2017.

Corporación Otraparte
© 2002
^