Corporación Otraparte

Santander

Fernando González
1940

Santander - 1940

* * *

En 1940, año del centenario de Francisco de Paula Santander, irrumpió con insolencia este libro para abatir el mito y enjuiciar el dogma. Fernando González revela al Santander tortuoso, elusivo, mezquino, lleno de perversidad y de envidia. Se ha dicho con injusta ligereza que el Santander de Fernando González es un libelo ponzoñoso. No lo es. A todo lo largo de él vibran la pasión y la ira. Pero es que cuando el hombre iberoamericano de verdad siente devorada el alma por la mística bolivariana; cuando vive la tragedia del Libertador tropezando por los caminos de su América grande con los obstáculos que unos cuantos enanos aviesos interpusieron a sus pasos de coloso; cuando evoca el vencimiento final de Bolívar por los enanos; y cuando piensa con Fernando González que, mientras el Libertador murió virgen, quienes hoy nos gobiernan son la progenie de Santander, de Riva Agüero, de Flórez, de Páez y de Rivadavia, su natural reacción no puede ser sino airada, colérica y violenta.

Y esa es la postura de Fernando González. Su espíritu bolivariano lo enfrenta al más prominente de todos aquellos que, con asombrosa concomitancia, cumplieron la execrable misión de malograr el ideal del Libertador, único esencialmente capaz de construir la gran nación hispanoamericana, precozmente fraccionada en trozos minúsculos por la rapacidad de sus enemigos. Sagazmente revela y demuestra Fernando González una de las constantes más evidentes de la vida de Santander: su farisaica tendencia a hundir el puñal por mano ajena, a tramar el delito y la traición sin dejar huella. Santander es un libro implacable, apasionado, devastador, y su publicación no produjo otra cosa que un coro de unánime «patriotismo», herido por las afirmaciones de González. Éste, desencantado de la esterilidad de sus esfuerzos para instigar la aparición de la conciencia suramericana, entra en uno de los más azarosos períodos de su vida, desilusionado de la inutilidad de su empeño y la aridez de la brega.

Explica Fernando González: «Como Santander es un falso héroe nacional, el propósito de este libro es destaparlo. Colombia, guiada por él y sus hijos, que hoy nos gobiernan, va por torcido y oscuro camino que conduce a la enajenación de almas y tierra, cielo, mar y subsuelo. Un instinto poderoso, atracción por la verdad, nos guía en esta obra. Ella sería antipatriótica si realmente el mayor Santander fuera representativo de los nueve millones de colombianos que poblamos este territorio. Pero no lo es, y una voz nos ordena destaparlo, para que la juventud le evite».

(Reseña basada en textos de Alfredo Iriarte y Alberto Restrepo González).

* * *

«Todo lo que sucede estuvo latente en la realidad anterior y está grávido del futuro. El drama histórico es desarrollo, en zigzag, hacia el equilibrio divino, conjeturan unos, y en eterno retorno suponen otros. Los hombres intervienen en la historia como expresiones de la latencia, de lo que subyace y que brega por manifestarse. De ahí que el universo sea voluntad y representación. Hombres históricos son aquellos en quienes encarna la potencia en forma de instintos y reacciones actuantes; en ellos o por ellos se representan los pueblos y la humanidad toda. De ahí el criterio para medir el grado de historicidad de un personaje, que consiste en la cantidad de latencia que representa. Como vemos, de aquí está ausente la vulgar idea de causa: “lo que comunica su ser a otro”; “creación de la nada”. Y está ausente la noción de libertad. No caben aquí insultos ni alabanzas. Nadie es culpable ni tiene gracia: el Ser, el único, la sustancia, se representa en desarrollo lógico, que se llama vida y, en cuanto se refiere al hombre, historia. No cabe en este lienzo sino: ¿Quién era Santander, qué hizo y por qué? ¿Qué significa?».

Fernando González

* * *

Primera edición: Bogotá, Editorial ABC, abril de 1940.

Segunda edición: Medellín, Bedout, mayo de 1971.

Tercera edición: Medellín, Universidad Pontificia Bolivariana, noviembre de 1994.

Leer Santander

* * *

Pensamientos de un viejo - 1916El payaso interior - 1916Una tesis - El derecho a no obedecer - 1919Correspondencia - (1922 - 1934)Viaje a pie - 1929Mi Simón Bolívar - 1930Don Mirócletes - 1932El Hermafrodita dormido - 1933Mi Compadre - 1934Salomé - 1934El Remordimiento - 1935Cartas a Estanislao - 1935Los negroides - 1936Revista Antioquia - (1936 - 1945)Don Benjamín, jesuita predicador - 1936Nociones de izquierdismo - (1936 - 1937)Santander - 1940El maestro de escuela - 1941Estatuto de valorización - 1942Mis cartas de Fernando González - (1944 - 1963)Arengas políticas - 1945Cartas a Simón - (1950 - 1959)Libro de los viajes o de las presencias - 1959Fernando González visto por sí mismo - 1960Tragicomedia del Padre Elías y Martina la Velera - 1962El Pesebre - 1963Las cartas de Ripol - (1963 - 1964)

Corporación Otraparte
© 2002
^