Conferencia

Ritmos pendulares

Acoplados en el caminar, respirar y pensar:
ingeniería, neurociencia y filosofía de
los viajeros a pie de Fernando González
—Abril 14 de 2018—

Péndulo

* * *

Juan Fernando Gómez Molina investiga neurobiología usando herramientas computacionales y experimentales. En su tesis en Ingeniería Electrónica (UPB) propuso neurocircuitos oscilantes de comunicación bilateral cerebral, idea que desarrolló en EPM Telecomunicaciones y en su especialización en Sistemas en EAFIT. Ha investigado y publicado sobre la enfermedad de Alzheimer en la Universidad de Antioquia, Resonancia Magnética / EEG en la Bay Pines Foundation (Florida, EE. UU.), Interacciones probabilísticas y canales iónicos en la Universidad del Sur de la Florida y Neuroetología matemática como egresado (PhD, Neurobiología) de la Universidad de Texas en San Antonio, EE. UU. Actualmente es miembro postdoctoral de la Society for Neuroscience (sfn.org), donde ha presentado sus ideas como fundador del Grupo Internacional de Neurociencias (IGN) con profesores de universidades locales e internacionales.

Citizen Science Day

* * *

Juan Fernando Gómez

Juan Fernando Gómez

* * *

“Trepando por esa vertiente meditamos acerca de la atracción y del péndulo. La ley de éste es verdadera en todas las manifestaciones de la vida: todo alejamiento de la línea vertical trae otro correspondiente hacia el lado opuesto. El péndulo tiende, debido a la atracción terrestre, a disminuir las reacciones hasta quedar en posición vertical; no sucedería así con un péndulo ideal sobre el cual no ejerciera su atracción la tierra; pero entonces no habría línea vertical y no se movería el péndulo; toda posición sería justa, indiferente. El péndulo tiene repugnancia a separarse de la línea que se dirige al centro de la tierra. Es cuerpo suspendido que siempre señala o desea señalar hacia el centro que lo atrae. Nosotros somos péndulos atraídos irremediablemente hacia el centro de la materia. El movimiento no es otra cosa que las reacciones de los seres efectuadas para recuperar la línea dirigida al centro de la gravedad. Y la tierra, y los planetas, y todos los soles se mueven. ¿Qué centro de gravedad los atrae? Los atrae la perfecta armonía, el fin de los fines, Dios”.

Fernando González

* * *

Introducción

Por Juan Fernando Gómez

La vida humana fue descrita como un ciclo por Platón. Aristófanes consideraba la vejez como una infancia que cerraba el círculo de la vida. Hegel interpretó la historia como emergencias pendulares entre tesis y anti-tesis. Fernando González también utilizó la analogía del péndulo, pues en este “todo alejamiento de la línea vertical trae otro correspondiente hacia el lado opuesto”.

Los ciclos naturales se clasifican en circa-anuales (siguen las estaciones), circadianos (diarios, como el dormir) y ultradianos (menos de 24 horas, como respirar y caminar). Con electroencefalografía se pueden detectar ritmos de hasta 600 ciclos por segundo (600 Hz). Estos ritmos se acoplan según la amplitud, frecuencia y fase (Jirsa and Muller, 2013). He propuesto que la enfermedad de Alzheimer puede ser análoga a una onda con secuencia inversa de retorno, tipo péndulo, donde los estados de activación, semi-activación y reposo están alterados en varias frecuencias (Gómez et al, 1998, 1999, 2016).

¿Cómo están estos ritmos relacionados entre sí y con qué fin? Si están sincronizados, podrian enrutar la información entre los hemisferios cerebrales: decidir cuándo, por dónde y en qué dirección transmitir o recibir (Gómez, 1986). En hormigas, la frecuencia al caminar se reduce si se estimula la antena (Gómez, 2007). En humanos, aunque las fuerzas del péndulo y de las piernas al caminar son distintas, el movimiento es similar, más aun en los brazos. La respiración, por otra parte, puede acoplarse a la marcha y las fases de la primera (inspiración y expiración) afectan la memoria y las emociones (Zelano et al, 2016).

¿Pueden estudiarse los ritmos biológicos con analogías familiares, accesibles a todos? ¿Hay una manera en la cual el hombre corriente puede estudiar, verificar o contradecir las leyes que puedan regir estos ritmos, en un “viaje a pie” al estilo de Fernando Gonzalez?

Sí… En el Día Internacional de la Ciencia Ciudadana mostramos cómo el ciudadano estudioso puede investigar los ritmos biológicos, usando simples mecanismos de ingeniería (como los péndulos acoplados), los modelos computacionales o incluso usando su propio cuerpo como laboratorio (al caminar y respirar).

También dialogaremos sobre cuál es el futuro que queremos con las nuevas neurotecnologías: estimulacion eléctrica y magnética cerebral, prótesis cerebrales electrónicas para caminar y recordar, y redes de hyperescaneo cerebro-computador.

Fuente:

Comunicación personal.

Volver arriba