Presentación

De intersticios
e intersecciones

(Ars inveniendi)

—24 de febrero de 2022—

Portada del libro «De intersticios e intersecciones (Ars inveniendi)» de Óscar Jairo González Hernández (editor)

* * *

Ver grabación del evento:

YouTube.com/CasaMuseoOtraparte

* * *

Óscar Jairo González Hernández es ensayista, poeta y conferenciante. Estudió el pregrado en Filosofía y Letras en la Universidad Santo Tomás y el diplomado en Problemas y Perspectivas en Filosofía en el Instituto de Filosofía de la Universidad de Antioquia. Ha sido colaborador de los periódicos El Colombiano, El Espectador y El Mundo, así como de las revistas Universidad de Antioquia, Universidad de Medellín, El Misterio Eleusino, Interregno y El Innombrable. Fundó y coordinó en la Emisora Cultural de la Universidad de Antioquia los proyectos radiales «La mecánica celeste» y «La trompeta de Mercurio». Creó y coordinó el programa radial «Cabaret Voltaire» en la Universidad Eafit. Coordina el programa «Los Anillos de Saturno» (Frecuencia U.) y el taller «Los Campos Magnéticos (Observar, leer y escribir)» en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Medellín. Es miembro de la planta de creación de la revista «Punto Seguido» y asesor literario de los grupos teatrales Colectivo Teatral Matacandelas, La Hora 25, Oficina Central de los Sueños, Teatro Elemental, Anamnésico Teatro y Teatro Escarlata. Ha publicado «La ciudad soñada» (compilación de textos sobre la ciudad), «Pincel de hierba» (a la manera del haikú), «La trompeta de Mercurio» (sobre el libro y la lectura), «En causa propia: Ernesto Volkening» (compilador), «Conversación y silencio» (entrevistas), «El libro del tratado de la melancolía», «Extimidad: gravitaciones de la luz», «Isóceles: invenciones y trayectos» (entrevistas), «De signos y fotones» (compilador), «Telos: poetas y poéticas» (compilador), «Las metamorfosis de Kafka» (compilador), «Gonzalo Arango: perspectivas plurales» (entrevistas) e «Incidentes y mediaciones sobre la luz mercurial» (compilador). Actualmente es profesor en la Facultad de Comunicación y Lenguajes Audiovisuales de la Universidad de Medellín.

* * *

Compilación de entrevistas a Azucena Mecalco, Daniel Jurado, Daniela Estrada, David Gómez Quintana, Juan José Escobar Gil, Karo Méndez, Laura Restrepo, Linsy Holguín, María Isabel González, Paloma Valencia, Rossana Lara, Santiago Londoño Gallego y Theo Montoya.

* * *

Logo Editorial Ojo Mágico

* * *

Tiene que extraerse o halarse por medio de la tensión del sentido. Darle sentido. Tener que dar sentido es problemático pero hay que halarlo desde la misma preparación que hace el artista para construir su estructura. Desde dónde la hace y para qué. Tiende pues la preparación a instalarse en el conocimiento de la forma en la que se ha de vaciar lo que se posee o lo posee. Es dialéctica la instalación del intersticio y la intersección, la estructura de su invención.

Óscar Jairo González Hernández

*

El arte es la piedra donde se pulen los sentidos, aguza la vista, la mente y los sentimientos. El arte tiene una función educacional e ideológicamente formativa, ya que no sólo lo consciente sino también lo subconsciente del individuo absorbe la atmósfera social que puede traducirse en arte. El artista interpreta ideas y conceptos a través de sus propios medios. A pesar de ser indirecto su procedimiento, su obra expresa fidelidad a una mayoría o a una minoría, a la arrogancia o a la humildad, a lo estático o a lo visionario. En este sentido, debe elegir su causa y proclamarla. Ningún auténtico artista puede eludir está obligación, ya que de otro modo su obra no sería más que una demostración de habilidad técnica. El contenido del arte no es fundamentalmente distinto del contenido de otras expresiones, pero el arte logra su efecto principalmente por la organización subconsciente de sus propios medios. Si así no fuera todos los problemas se resolverían exitosamente mediante el simple discurso intelectual o verbal.

László Moholy-Nagy
(1895-1946)

* * *

Óscar Jairo González Hernández - Foto © Alejandro Díaz

Óscar Jairo González Hernández
Foto © Alejandro Díaz

* * *

Un testimonio

María Isabel González

¿En qué momento hace o hizo usted conciencia de que su visión (de la visión de sí misma y del mundo) tendría una relación constante sobre y desde la fotografía?

Creo que en gran medida hasta la universidad no me hice consciente de que la fotografía iba a ser mi mejor herramienta para transmitir mis preocupaciones y visión de la vida. Yo sabía desde pequeña que había un gusto y curiosidad por retratar; ver a mi papá en nuestros viajes con la cámara compacta formándonos para capturar «la foto del paseo» fue el inicio de querer tener en mis manos ese aparato y hacer lo mismo, pero con todo lo que veía a mi alrededor. Enmarcar lo cotidiano en mí, hacerme consciente de mi presente a través de lo que capturaba. Instantes, viajes, paisajes, espacios, pequeñas situaciones… Lo hacía desde un querer mostrar la visión completa de mi experiencia con el entorno, y buscando siempre una permanencia en el espacio-tiempo. Los momentos que perduran.

¿Podría usted indicarnos o tratarnos sobre sus métodos o metódicas, en las que se basa o no para hacer su trabajo fotográfico, en qué consisten o no y por qué?

Creo que no existe una metodología fija en mí para realizar mis proyectos, todos son muy diferentes y todos nacen y fluyen desde pulsiones muy diversas. A veces es revisar mi biblioteca fotográfica, ya desde una perspectiva y sentir diferente a la que se instauraba en mí al haber realizado la captura de esas imágenes. Otras es leer, dejarme guiar por las palabras y lo que producen en mi mente. A veces cuando tengo una idea en la cabeza, sólo salgo a caminar y dejo que la deriva y el azar hagan su trabajo… Siempre termino encontrando algo que conecta con lo que pensaba. Algunas veces y en gran medida puede ser la nostalgia, o algún sentimiento que esté calando en mí, el sentir es el gran motor de la creación y el querer escapar de él también.

Creo que la única estructura fija en mí a la hora de crear es observar, detallar lo que sucede a mi alrededor mientras camino, las imágenes que crean ciertos textos o libros que leo, el scrolling de las redes y esos clics que a veces tienes con ciertas imágenes… Todo eso va creando una biblioteca de ideas y experimentación en mi cabeza, ese universo del que luego se decantan detalles, formas y estéticas. No hay ningún proyecto que nazca de la nada, todo está compuesto por un sinfín de referencias visuales, culturales, sociales, históricas, familiares que cada uno tiene en sí mismo y que vamos nutriendo y transformando a diario. Por eso creo que el método más importante es ese. Siempre observar, tanto lo que sucede afuera, como lo que explota dentro de nosotros mismos, y jugar con todo ello, hacer collages, escribir, imprimir y llenar una mesa de fotos desordenadas y ver cómo conectan unas con otras, hacer y rehacer el orden de lo que ves hasta que sientas en tu cabeza que todo comienza a cobrar un sentido. Esa intuición que te dice, por aquí es…

Fuente:

González Hernández, Óscar Jairo (entrevistas y prólogo). De intersticios e intersecciones (Ars inveniendi). Editorial Ojo Mágico, Medellín, noviembre de 2021.

* * *

Fotografía de María Isabel González

Foto © María Isabel González

Volver arriba