Grupo de Lectura

Sociedad Thoreaudiana

#Desobedece
Escritos reformadores

Difusión del pensamiento
de Henry David Thoreau

Coordina: Juan Rúa
—Lunes 19 de septiembre—
Hora: 7:00 p.m.

Henry David Thoreau (1817 - 1862)

* * *

Participación en vivo:

Meet.google.com/frx-ztwt-gxi

* * *

El presente ciclo de la Sociedad Thoreaudiana, «#Desobedece – Escritos reformadores», dirigido por el filólogo Juan Rúa, se ocupa de la lectura de «Musketaquid», obra publicada en 1849 con el título de «A Week on the Concord and Merrimack Rivers». Tanto «A Week…» como «Walden» (1854) son producto del experimento filosófico-vitalista de Henry David Thoreau durante su retiro en los bosques que rodean la laguna de Walden, donde vivió por dos años, dos meses y dos días. «Musketaquid», el primer libro de Thoreau, reúne una serie de observaciones naturalistas, reflexiones filosóficas y descripciones de los entornos de los ríos Concord y Merrimack que suscitan el viaje que hace junto a su hermano John en 1839.

Esta obra manifiesta el carácter vivo de Thoreau, es provocativa, incita a la reflexión sobre nuestras conductas de vida, es un llamado a la consciencia. Critica, por ejemplo, el papel voraz de la prensa y su influencia en la opinión pública, reflexiona sobre el pensamiento orientalista, invita al estudio de la historia natural y de la incidencia que la presencia humana tiene sobre los territorios.

Para muchos críticos, la ópera prima de Thoreau anticipa las reflexiones de «Walden»; es su homólogo «acuático»; pero, especialmente, nos permite apreciar de manera detallada el proceso creativo del filósofo y pensador, considerado como uno de los padres de los discursos medioambientalistas.

Consultar aquí la versión en español de «Musketaquid». La versión original en inglés, publicada por The Thoreau Institute at Walden Woods, se puede consultar aquí.

* * *

Así «navegábamos con la mente y el placer», como dice Chaucer, y todas las cosas parecían fluir con nosotros. La misma orilla y las colinas lejanas se disolvían con el aire puro; el material más duro parecía obedecer la misma ley que el más fluido, y en el fondo, a la larga, es efectivamente así. Los árboles no eran sino ríos de savia y de fibra de madera, que fluían desde la atmósfera y desembocaban en la tierra a través de sus troncos, de igual manera que sus raíces fluían hacia la superficie. Y en los cielos había ríos de estrellas, y vías lácteas, que ya empezaban a resplandecer y a ondear sobre nuestras cabezas. Había ríos de piedras sobre la superficie de la tierra, y ríos de minerales en sus entrañas, y nuestros pensamientos fluían y circulaban, y aquella porción de tiempo no era sino la hora corriente. Deambulemos, pues, por donde nos plazca, el universo está construido a nuestro alrededor y nosotros seguimos siendo su centro. Si miramos al cielo veremos que es cóncavo, y si pudiésemos observar un abismo igual de profundo veríamos que también sería cóncavo. El cielo se curva hacia la tierra en el horizonte, porque nosotros estamos en el suelo llano. Yo establezco sus límites. Aquellas estrellas tan bajas parecen reacias a marcharse, y en su camino tortuoso se acuerdan de mí y vuelven sobre sus pasos.

Henry David Thoreau

* * *

Henry D. Thoreau
y su entorno

Henry David Thoreau (1817-62) se inscribe en la tradición americana como uno de los autores que han contribuido a la literatura y a la filosofía fundacionales de los Estados Unidos. Comúnmente asociado a la corriente de los «trascendentalistas», intelectuales «liderados» por su maestro y amigo Ralph Waldo Emerson (1803-82), un movimiento filosófico, político y literario de Nueva Inglaterra, activo entre la tercera y la sexta década del siglo xix y en el cual convergen la periodista Margaret Fuller (1810-50), activista por los derechos de la mujer y autora de Woman in the Nineteenth Century (1843); el poeta Walt Withman (1819-92), cantor de Leaves of Grass (1855); Nathaniel Hawthorne (1804-64), escritor romántico de celebres cuentos y novelas como Wakefield (1835) o The Scarlet Letter (1850); el pedagogo y utopista socialista Amos Bronson Alcott (1799-1888) y su hija Louisa May (1832-88), autora de Little Women (1868); la pedagoga Elizabeth Palmer Peabody (1804-94), editora de Aestetic Papers (1849), órgano que, junto a The Dial, sirve como medio difusor de los ensayos y obras de algunos de ellos; entre otros escritores, poetas y filósofos que aportaron no solo al pensamiento americano, sino a empresas sociales y para la humanidad, tales como la abolición de la esclavitud, la igualdad de derechos y de estatuto entre hombres y mujeres, y la libertad de consciencias política y religiosa.

*
* *

El pensamiento de los trascendentalistas norteamericanos, inspirado en Kant, difundido por Emerson y puesto en práctica por Thoreau, ha influenciado, incidido o fundado otras formas de pensamiento que devienen en manifestaciones estéticas y performativas, prácticas libertarias, actos de desobediencia, de resistencia no violenta y de oposición simbólica a los poderes político, militar, económico, religioso, entre otros, tales como los discursos medioambientalistas en Occidente, el movimiento de los derechos civiles de Martin Luther King Jr. o la revolución pacífica de Mahatma Gandhi.

Muchos autores, sin crear apologías, siguen la ruta señalada o trasegada por él, una ruta que inicia en las famosas caminatas reflexivas de Kant. La lista es interminable: Sylvain Tesson (1972), escritor y viajero francés, dejó todo para ir a vivir a la estepa siberiana. De esta experiencia surgen El leopardo de las nieves (2019), En los bosques de Siberia (2010), Elogio de la energía vagabunda (2007); Paul Auster, en su Leviatán, construye un personaje que toma a Thoreau como su referente moral, del mismo modo que Jon Krakauer en Into the Wild (1995) da vida a Alexander Supertramp, un joven que, inspirado en Thoreau, se va a vivir solo a la Alaska recóndita; Sue Hubbell escribe Un año en los bosques, fruto de su experiencia de 1973 cuando se retira a los bosques de Misuri para trabajar en la apicultura; Tolstoi escribe Contra quienes nos gobiernan; entre muchísimos otros artistas e individuos que escucharon el eco de la voz irresistible que proviene de la libertad que emana de la naturaleza, del desierto, de la estepa, del mar, de todo lo inconmensurable que nos abarca y nos recibe o reclama en su seno como suyos, lejos de las naturalezas muertas de la ciudad.

Thoreau era el único hombre que sabía leer la brújula —dice Austen en el Leviatán—, y ahora que ha muerto no tenemos ninguna esperanza de volver a encontrarnos a nosotros mismos. No se puede desconfiar de un hombre que aprendió de su maestro que «nadie miente a solas», y cuyas últimas palabras fueron: indio, alce.

Se destaca la labor de dos entidades constituidas para preservar y difundir el legado de Henry David Thoreau: The Walden Woods Project y The Thoreau Society.

Juan Rúa

*
* *

Primera edición de «Walden» de Henry D. Thoreau (1817–1862) / The Morgan Library & Museum

Primera edición de Walden
Henry D. Thoreau (1817-1862)
The Morgan Library & Museum

* * *

Recomendados especiales:

Otraparte.org recomienda...

El derecho a no obedecer

* * *

Casa Museo Otraparte

Cra 43A n.º 27A Sur - 11
Avenida Fernando González
Envigado - Colombia
C. P. 055422

Ver mapa en Google.

Teléfono:
(57) (4) 448 24 04

Horario de atención:
Lunes a Viernes:
9:00 a.m. - 6:00 p.m.
Sábados y Domingos:
10:00 a.m. - 5:00 p.m.

Por favor revise nuestra
Agenda Cultural antes de su visita.

* * *

Programación concertada:

Entidades que apoyan el trabajo cultural de la Corporación Otraparte

* * *

Agradecimientos:

Confiar Cooperativa Financiera

Fundación Fraternidad Medellín

Premio Germán Saldarriaga del Valle

* * *

Otros amigos y aliados:

Compás Urbano

Teatro Matacandelas

Open Society Foundations

Comfama

Periódico El Envigadeño

Ministerio de Cultura

Volver arriba