Boletín semanal con la vida
y obra de Fernando González

Centésima undécima entrega

Para leer a Fernando González

Alberto Restrepo González
(1997)

—Descargar entregas en pdf—

~ 17 ~
Antropología

(Continuación…)

Libertad y liberación

El determinismo humano

Desde Pensamientos de un viejo hasta El maestro de escuela, Fernando González vivió en el mundo del determinismo.

La vida está sometida a la ley de la causalidad:

No creo en el infierno, sino en la ley de causalidad, que es peor. (dm)

¡Qué hermosa es la vida, sometida siempre a la armonía, siempre bajo la causalidad, bajo la ley, bajo la soberana voluntad del Señor! (ppe)

El pasado, dentro de la gran unidad de la Vida y del Ser, determina el camino del hombre:

¡Cuán innumerables son los caminos por los cuales puede ir nuestra vida! Innumerables son los senderos que desde el instante presente conducen al futuro… Cierto es que no puedes escoger entre ellos, que el pasado fija tu camino venidero; pero cierto es también que tú ignoras cuál será esa tu senda. (pv)

… cada ser es desarrollo en el espacio y en el tiempo de una unidad determinada, única y eterna. Lo que ha sucedido y lo que sucederá estaba latente en el primer instante de la vida. (vp)

En la vida humana, automática e instintiva, la porción consciente es mínima:

La vida nuestra es automática, instintiva; la parte de la voluntad y conciencia es mínima. (vp)

El hombre no sólo no es libre, sino que tiende a la esclavitud:

Ante la variedad de constituciones en los hombres, hay que concluir que no somos libres, en el sentido que le dan a tal expresión. (er)

… el hombre no puede ser libre: si lo es, busca perros para amos… El hombre común tiende a la esclavitud. (n)

Si el hombre se cree ser libre, es porque sólo puede verse en el pasado:

… el presente es tan indivisible, que siempre nos vemos como materia de crítica. Cuando la conciencia aparece respecto de un hecho interno, éste ya sucedió: por eso nos creemos libres, porque nos vemos siempre en el pasado. (er)

Sólo en áspera y difícil lucha puede el hombre conquistar la libertad, porque la existencia en coordenadas fisiológicas, pasionales y mentales se reduce a necesidad:

La libertad es joya perdida; la han encontrado por momentos almas que hicieron jornadas de leguas. (hd)

Cuando se vive en cuerpo fisiológico-pasional-mental exclusivamente, sin experiencia del espíritu, aparece evidente la necesidad histórica. (lvp)

¿Qué es la libertad?

A través de un largo y difícil proceso vivencial, González fue ascendiendo desde el mundo de la armonía vital fisiológico-pasional determinista hasta el mundo de la armonía de la Intimidad en la libertad.

En Mi Simón Bolívar, la libertad se entiende como carencia de coacción, que permite el ascenso hacia la belleza y el amor:

Somos pasiones hasta que rompamos las cadenas de la causalidad física. (msb)

Libertad es el estado perfecto en el que el hombre no sufre coacción que le impida ascender:

Ascender. Eso es lo esencial; no importa saber a dónde; en todo caso, el que asciende va siempre a la belleza, a la ausencia de peso y densidad, a donde no hay odio. (msb)

En Don Mirócletes se vive como la capacidad de escapar de las fuerzas elementales de la vida y llegar a la cúspide de la razón, inteligencia controladora y superadora de la pasionalidad:

¡Cuán fastidiosas y faltas de la gracia de la inteligencia son las fuerzas elementales! Nos doblegan. El hombre no es libre sino cuando huye de esas fuerzas y alcanza la cúspide de la razón. Los dos períodos más animales, más esclavos y fatales que tiene el ser humano son: la agonía y la pubertad. Ahí falta por completo el control de la inteligencia. (dm)

En los años de la revista Antioquia ocurre un hecho importantísimo: la vivencia de la libertad como la superación de la individualidad, mediante la comprensión, lo que permite la conciencia de la armonía universal:

El secreto para ser inteligente consiste en libertarse de la individualidad mediante la comprensión. Es una verdad bellísima. (ant v)

La libertad consiste en tener conciencia de la armonía universal. (ant vii)

En el Libro de los viajes o de las presencias la libertad se enfoca desde tres perspectivas:

1. Como proceso dialéctico (en el espacio infinito, instante a instante), entre posibilidad de Intimidad o Nada (nihil), necesidad o libertad:

Esto es lo que entiendo por libertad humana: que somos posibilidad de nada o de dioses; y solos nacemos y morimos; un enfrentarse ante el Yo, la Intimidad y la Nada. Para este nuestro negocio verdadero estamos solos en el espacio infinito; somos libres ahí nada más. En frases que suenan como paradojas, o como enigmas, diremos: tu posición privilegiada consiste en que vives para crear en ti a Dios o a la Nada. En esos dos caminos rige la necesidad, la ley. Pero en cada instante y lugar puedes crear a Dios o a la nada. (lvp)

Cristo lo dijo claramente: «La verdad os hará libres». Leed bien: os hará, en sucediendo; en presente, sólo Dios es libre, porque la Presencia es su esencia. La Intimidad es libre. La manifestación se va libertando en la Intimidad. Et pas plus. (lvp)

2. Como reconciliación de contrarios, en la Intimidad, dentro de la categoría de eternidad:

Cada verdad que viváis os hace libres en el espacio que ella comprende. Se es tan libre en cuanto se viva en la Intimidad. Sólo es perfectamente libre El Reconciliado. (lvp)

El hombre tiene la libertad en su intimidad. […] El hombre es un proceso de liberación. Libertad humana es cada verdad vivida, cada reconciliación de opuestos. (lvp)

Realización viva del juicio de identidad, plena comunión con la realidad viva, en la aquiescencia pura:

Dos y dos son cuatro. Una vez que viváis esto, ¿podéis concebir que dos y dos son cinco? No. Podéis afirmarlo verbalmente, pero no vivirlo. ¡Esa es la libertad en la Intimidad o en el juicio de identidad! «La verdad os hará libres». (lvp)

Aquiescencia: Libertad. La libertad está en la Intimidad, porque allí hay aquiescencia pura. (lvp)

3. Como acción de la Gracia, o Intimidad, en cuanto la Gracia es la intimidad o sustancialidad o esencia del hombre, que, en «la gracia», es la Intimidad o Dios mismo que en él se representa:

Y entonces, ¿qué es libertad? Como somos representación creada por la Intimidad, de ésta viene «la gracia». En el proceso no se ve ni aparece libertad: el proceso es espacio-temporal. La libertad está en la intimidad, que es eterna. […] Diréis: «Entonces, el hombre no es libre. Su ascenso procede de fuera, con la gracia». ¡No! La Gracia es la Intimidad del hombre. («El Reino de Dios está en vosotros»). (lvp)

Continuará…

Fuente:

Restrepo González, Alberto. Para leer a Fernando González. Editorial Universidad Pontificia Bolivariana / Universidad de San Buenaventura, Medellín, 1997, pp. 1-626. Número total de páginas: 827.

* * *

Recomendados especiales:

Otraparte.org recomienda...

El derecho a no obedecer

* * *

Casa Museo Otraparte

Cra 43A # 27A Sur – 11
Avenida Fernando González
Envigado – Colombia
C. P. 055422

Ver mapa en Google.

Teléfono:
(57) (4) 448 24 04

Horario de atención:
Lunes a Viernes:
10:00 a.m. – 7:00 p.m.
Sábados:
10:00 a.m. – 5:00 p.m.
Domingos:
10:00 a.m. – 2:00 p.m.

Por favor revise nuestra
Agenda Cultural antes de su visita.

* * *

Programación concertada:

Entidades que apoyan el trabajo cultural de la Corporación Otraparte

* * *

Agradecimientos:

Confiar Cooperativa Financiera

Fundación Fraternidad Medellín

Premio Germán Saldarriaga del Valle

* * *

Otros amigos y aliados:

Compás Urbano

Teatro Matacandelas

Open Society Foundations

Comfama

Periódico El Envigadeño

Universidad de Antioquia

Ministerio de Cultura